Día 1 Oporto- Madrid – Coimbra-Oporto

Día 1 Oporto– Madrid – Coimbra-Oporto

Es casi Semana Santa y la situación laboral no ha mejorado mucho, pero tenemos unas ganas enormes de escaparnos de Madrid, así que sin meditarlo mucho el miércoles 1 de abril decidimos coger el coche y llegar a Oporto.

Lo complicado fue encontrar hotel. Semana Santa y previsión de bueno tiempo dan como resultado ocupación casi completa y no encontrábamos nada decente pasar la noche. Así que nos tuvimos que conformar con pagar 100€ la habitación doble por noche. Eso sí, con desayuno buffet incluido. El hotel es el Hotel Douro, y aunque no está en el mismo centro, está muy cerquita del metro que nos lleva al centro en un momento.

El jueves madrugamos mucho y a las 6 de la mañana estamos saliendo de casa. Tenemos 500 km hasta Coímbra, donde queremos llegar a comer y aprovechar a ver la ciudad. Y como es Jueves Santo, creemos que podemos encontrar mucho tráfico. Así que madrugón al canto para aprovechar el día y no pillar tráfico.

A las 8 de la mañana paramos a la altura de Coria para desayunar, pero no acertamos y tardamos más de la cuenta. No han abierto el bar de la cafetería y cuando abren apenas tienen nada, así que un café y un muffin y seguimos camino.

Recorremos todo el camino hasta la frontera sin incidentes, y no nos damos cuenta de llenar el depósito justo antes de entrar, lo que supone gastar unos cuantos euros de más, ya que la gasolina en Portugal es bastante más cara.

A las 13 de la mañana estamos entrando en Coímbra, hora local. Recordad que en Portugal es una hora menos y tienen el horario de Canarias. Hemos tardado más de lo previsto entre el desayuno y el tráfico que hemos encontrado en la ciudad, pero por fin hemos llegado.

Aparcamos cerca del centro, y como hoy también es festivo, nos olvidamos de tickets de hora para el coche.

Antes de llegar a la zona del río Mondego, decidimos parar a comer. Ya que aquí se come antes que en es España y ya debemos tener el muffin en los tobillos. Así que en un bar cualquiera entramos, y un par de bocadillos y unos refrescos y empezamos con la ruta. Creo que pagamos unos 4€ por persona. Siento no dar información más detallada pero perdí todas las notas que llevaba escritas.

Vistas de la Coímbra desde el Río Mondego.

Vistas de la Coímbra desde el Río Mondego.

Encontramos una Oficina de Información turística, en la Avenida Emidio Navarro y decimos entrar a por un plano. Por el cual nos cobran 50 céntimos. Odio pagar por mapas turísticos! Pero como el viaje lo hemos preparado tan rápido apenas nos ha dado tiempo a mirar nada.

Calle Ferreiro Borges en el centro de Coímbra.

Calle Ferreiro Borges en el centro de Coímbra.

Comenzamos a pasear hacia el centro y Coímbra nos enamora desde el primer momento y recorremos poco a poco sus calles estrechas, escaleras y los diferentes arcos medievales que vamos encontrando a nuestro paso.

Arco da Almedina en Coimbra

Arco da Almedina en Coimbra

Queremos llegar a la Universidad, que está en lo más alto. Coímbra, como muchas otras ciudades Portuguesas está en alto, así que hay que preparar las piernas para buenos ascensos por sus estrechas callejuelas. Así que antes nos llaman la atención unos estupendos helados italianos, que no dudamos en pedir. Yo soy incapaz de terminarlo, porque  entre la comida que me pesa, que todo es cuesta arriba y el calor que nos está haciendo se me atraganta el helado. Más tarde me arrepentiré de habérmelo pedido! Yo tirando un helado, habrase visto.

Almedina ou Arco Pequeno de Almedina en Coímbra.

Almedina ou Arco Pequeno de Almedina en Coímbra.

Así que empezamos a callejear por calles que creemos que nos llevan a la Universidad. Comenzamos por Avenida Ferreira Borges, una bonita calle y posiblemente la más comercial de Coímbra. Aquí giramos a la derecha, donde nos encontramos el primer arco, Arco de Almedina. Y enseguida nos encontramos con otro bonito arco, el Arco pequeño de Almedina.

Cerezo en flor en Rua Quebra Costas en Coímbra.

Cerezo en flor en Rua Quebra Costas en Coímbra.

Se nota que es primavera y nos encontramos un bonito cerezo en flor en mitad de la Rua Quebra Costas y tras ver una bonita estatua con el traje típico pasamos de largo, y luego nos haremos alguna foto, llegamos a la Plaza de Largo Sé Velba, o la plaza de la Catedral Vieja.

Sé Velha o Catedral Vieja de Coímbra.

Sé Velha o Catedral Vieja de Coímbra.

La Sé Velha Es uno de los edificios de estilo románico más importantes de Portugal. Vista desde el exterior, la Catedral Vieja parece un pequeño castillo, con muros altos coronados con almenas, así como con pocas y estrechas ventanas.  La apariencia de fortaleza es común a las catedrales de la época y se explica por el clima bélico de la reconquista.

Cuando llegamos se encuentra cerrada por lo que no podemos acceder a su interior.

Continuamos con el paseo y llegamos a la Universidad de Coímbra, donde vemos las diferentes facultades. La plaza en la que se encuentran las diferentes facultades es muy bonita, y la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad  en 2013. Se nota el ambiente estudiantil y la mayor concentración de turistas, y aunque es día festivo en Portugal, nos encontramos algunos estudiantes con la capa negra típica de esta institución, ofreciéndose hacer fotos con ellos (previo pago de 10€, creo recordar). Nosotros no somos mucho de estas cosas, pero suponemos que alguien pagará tan elevado precio por una foto.

Universidad de Coímbra.

Universidad de Coímbra.

Universidad de Coímbra.

Universidad de Coímbra.

Nos planteamos si entrar o no a la biblioteca Joanina. Como no llevamos mucha información y no sabemos si merece la pena, decidimos no entrar. Hecho del que luego nos arrepentiremos porque es una de las más bonitas. Así que ya tenemos excusa para volver a Coímbra. 😉

En cambio sí subimos a la Torre de la Universidad por 2€ que costaba acceder. No tengo remedio y tengo que subir a todos los altos que encuentro en mi camino. Me encantan las panorámicas de las ciudades desde sus puntos más altos.

Como anécdota, mientras esperábamos una pequeña cola para acceder, ya que para subir a la torre se accede por unas estrechas escaleras que son tanto de subida como de bajada, y es imposible que se puedan cruzar dos personas, los empleados se van informando si hay gente subiendo o bajando. Pues bien lo curioso es que hay un empleado abajo y otro arriba y cada vez que entra alguien se llaman por teléfono. Ni walkies Talkies ni nada por el estilo. Esperemos que tengan tarifa plana, porque si no ya imaginamos la factura.

Vista panorámica desde la Torre de la Universidad en Coímbra.

Vista panorámica desde la Torre de la Universidad en Coímbra.

Bueno tras la curiosa manera de comunicación que tienen en Portugal accedemos a la torre, tras los 180 escalones que debemos superar y las vistas no defraudan. Tanto de la Universidad como el resto de la ciudad merecen la pena. Nos detenemos un rato haciendo fotos y observando los diferentes palacios e iglesias que ahora visitaremos a pie.

El Río Mondego a su paso por Coímbra, desde la Torre de la Universidad.

El Río Mondego a su paso por Coímbra, desde la Torre de la Universidad.

Es importante tener cuidado, ya que la barandilla es muy baja, y sobre todo si se va con niños, ya que es fácil poder caerse, aunque no entraña mayor peligro respetando las normas básicas de seguridad.

Claustro de la Catedral Vieja de Coímbra desde la Torre de la Universidad.

Claustro de la Catedral Vieja de Coímbra desde la Torre de la Universidad.

Patrio interior que vemos desde la Torre de la Universidad en Coímbra.

Patrio interior que vemos desde la Torre de la Universidad en Coímbra.

Una vez que nos cansamos de hacer fotos, bajamos de la Torre y recorremos con tranquilidad la zona de la Universidad ya que es realmente bonita

Torre barroca de la Universidad de Coímbra.

Torre barroca de la Universidad de Coímbra.

Buscamos un bonito Palacio que nos ha llamado la atención desde la Torre y vemos que tiene un patio desde el que se accede muy bonito que nos llama la atención. Nos asomamos un poco, aunque sabemos que no podemos acceder, ya que es una propiedad privada. Pero robamos alguna foto, eso sí.

Bonito patio que hemos visto desde la Torre de la Universidad y ahora lo hemos encontrado paseando por Coímbra.

Bonito patio que hemos visto desde la Torre de la Universidad y ahora lo hemos encontrado paseando por Coímbra.

Vistas de un Palacio que no viene en el plano en Coímbra.

Vistas de un Palacio que no viene en el plano en Coímbra.

También hemos visto desde la Torre el claustro de la Sé Velha, pero no entramos porque no queremos perder mucho tiempo más y queremos llegar no muy tarde a Oporto.

Llegamos a la Rua de Sao Joao, donde nos encontramos la Sé Nova, O catedral Nueva de Coímbra, que es de lo poco que nos queda por ver en Coímbra.

La Sé Nova fue originalmente  la iglesia del Colegio de los Jesuitas, y podemos observar  diferentes estatuas de santos Jesuitas.

Sé Nova de Coímbra.

Sé Nova de Coímbra.

La Catedral Nova es de estilo Barroco y contrasta con su estilo manierista de las partes más bajas. Tampoco la visitamos por dentro, ya que aparte que está cerrado, nos gustan más los edificios por fuera que por dentro.

Igreja do Salvador en Coímbra.

Igreja do Salvador en Coímbra.

Volvemos sobre nuestros pasos y visitamos la Igreja do Salvador que nos queda de camino. Un poco sobria, la verdad.

Volvemos a parar a la calle por la que habíamos pasado antes con la escultura de una señora con el traje típico de Coímbra y aquí si aprovechamos a hacernos alguna foto.

Estatua con mujer típica de Coímbra.

Estatua con mujer típica de Coímbra.

En la misma plaza, vemos que hay un bar donde sirven la bebida típica del Sur de Portugal, el  Jinja y propongo a mi chico probarlo ya que él no lo conoce. Es un licor de cereza que está muy rico, y según he podido averiguar después es del sur de Portugal, y supongo que aquí la venden como turistas como nosotros.

Callejeando por Coímbra.

Callejeando por Coímbra.

Callejuelas con encanto por Coímbra.

Callejuelas con encanto por Coímbra.

Guinja, bebida típica del Sur de Coímbra.

Guinja, bebida típica del Sur de Coímbra.

Probando el Ginja en Coímbra.

Probando el Ginja en Coímbra.

Seguimos callejeando por las calles de Coímbra deshaciendo nuestros pasos y por fin llegamos al coche.

El otro lado del río Mondego a su paso por Coímbra.

El otro lado del río Mondego a su paso por Coímbra.

Ponemos rumbo a Oporto, donde según nos indica el GPS tardamos una hora.

En cuanto salimos por la carretera el coche se queja de la presión de los neumáticos, así que paramos a revisarlos en una gasolinera y nos llama la atención, que son automáticos. Conectas el coche al compresor, le indicas la presión que quieres y automáticamrmtr infla y desinfla los neumáticos sin necesidad de darle a ningún botón. Igualito que aquí, jaja.

Ya sí que si podemos rumbo a Oporto y tardamos bastante más en llegar que lo que nos indicaba el GPS, pero es que hay un trafico horroroso. Y aprendemos un poco más de lo mal que conducen los portugueses.

Al final llegamos cansados, así que una ducha y nos vamos a dar un paseo al centro sin prisa, y sin cámaras de fotos.

Vemos una terraza que tiene buena pinta y está hasta arriba de gente, y con buenos precios. Pero tras esperar más de una hora sin que nadie nos atendiera (en realidad no había tantas mesas), y nos vamos cabreados a buscar otro sitio. La verdad que con esperar se ha hecho tarde y nos cuesta que nos atiendan a estas horas para cenar. Son cerca de las 11.

Finalmente encontramos un restaurante italiano muy cerquita del edificio de la Bolsa, donde nos atienden estupendamente y pedimos un vino de la zona, que no un Oporto, para celebrar que estamos en Oporto.

Vino de la zona. Suave y fresquito, en Oporto.

Vino de la zona. Suave y fresquito, en Oporto.

Siento no indicar el nombre del restaurante, pero como ya indiqué perdí todas las notas de este viaje.

Tras la cena, paseíto a la zona chula de Oporto, y ver pasar los barcos hasta que el cansancio puede con nosotros y decimos irnos a dormir, que mañana madrugamos.

Prepativos Oporto

Día 2 Oporto

Anuncios

12 comentarios en “Día 1 Oporto- Madrid – Coimbra-Oporto

  1. Pingback: Día 2 Oporto: Recorremos la ciudad | Saltando por mi mundo

  2. Pingback: Vacaciones Express al Norte de Portugal | Saltando por mi mundo

  3. Excelente. Somos Argentinos. Estaremos en Portugal del 26 Abril al 3 Mayo. 3 ds. Lisboa, 1 Coimbra, 3 O Porto. Luego 2 meses recorriendo El Cantabrico de punta a punta ,incluido el Pais Vasco Frances. Nuevamente gracias por las buenas recomendaciones y fotos y narraciones. Saludos.

    Me gusta

    • Muchas gracias por visitar mi blog y bienvenidos. Espero que disfruteis de Portugal que es fantastico y todo el Norte de España.
      si teneis cualquier pregunta no dudeis y hacedmela llegar, que aunque no tengomuchas publicaciones en el blog sobre el Norte, si que he estado muchas veces.
      Disfrutad del viaje, que merece mucho la pena!

      Me gusta

  4. Hola Saltando por mi mundo!
    Antes que nada me gusta mucho tu forma de describir tus viajes, eres muy ilustrativo y se agradece 😉
    Estoy planeando visitar este puente de mayo Oporto con mi mujer e hijos y he leído aquí: http://queverenoporto.com/visitar-oporto-con-ninos/ que la ciudad está llena de cuestas pero que no debo preocuparme. Me gustaría asegurarme de que es una ciudad que puedo visitar con los pequeños ¿Tú qué dirías?

    Gracias de antemano!
    Antonio.

    Me gusta

    • hola!! lo primero de todo quiero daros las gracias por formar parte de mi blog, y no imagináis la fuerza y alegría que me da saber que mis relatos son útiles para vosotros.
      Lo segundo, es cierto que Oporto es una ciudad que tiene muchas cuestas, pero son perfectamente accesible tanto para niños como para mayores. Pero nada que no se pueda superar paseando tranquilamente. Además, ni os daréis cuenta de las cuestas, porque estaréis absortos en esta ciudad que tiene un montón de rincones donde fijar la vista. Y si sois aficionados a la fotografía os garantizo que vuestras cámaras echarán humo. No os preocupéis por las cuestas, porque los críos tienen más energía que nosotros y no supondrá ningún problema para ellos.
      Espero que disfrutéis de Oporto porque merece mucho la pena.
      Un saludo y a saltar por el Mundo!! 😉

      Me gusta

  5. Pingback: Resumen Viajero de un 2015 un poco “parado” | Saltando por mi mundo

  6. Pingback: Día 1 Navarra – Madrid – Pamplona | Saltando por mi mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s