Colonia Día 2 – Colonia y sus Mercadillos Navideños.

Colonia Día 2 – Colonia y sus Mercadillos Navideños.

img_4899

Catedral de Colonia y Mercadillos Navideños

Pues el despertador suena muy temprano, mucho más de lo que nos hubiera gustado, porque hemos dormido muy poco, pero estamos en Colonia y hay que empezar el día con una sonrisa en la boca.

Así que de un salto nos preparamos y salimos a comernos literalmente a esta maravillosa ciudad.

Bueno, lo de comernos literalmente la ciudad, en mi caso no sería muy acertado porque como recordareis en el día de ayer yo no me encontraba muy bien. Pues bien, he pasado la noche bastante mejor y no me he levantado ni una vez. Tengo algo de dolor de barriga, pero también tengo hambre, lo que es buena señal.

Así que ponemos rumbo a una cafetería cercana a nuestro hostel. Y tengo que decir que es todo un acierto, porque tienen una gran variedad de dulces y tartas para elegir. Claro que para mi es un suplicio, con lo golosa que soy, ver como los demás se meten entre pecho y espalda unos dulces típicos y unos buenos cafés bien cargaditos que les de fuerzas, y yo…. pues yo me atrevo con un té y unas lonchas de pavo… sniff!

Una vez satisfecho nuestro instinto más primario (ejem) iniciamos la ruta. Comenzamos nuestro paseo y en apenas 10 minutos empezamos a deslumbrar los restos de muralla y sus puertas medievales. Concretamente llegamos a la puerta la puerta de Hahnen o Hahnentor.

Y en seguida nuestras cámaras empiezan a despertar. Claro que esto es la punta del iceberg comparado con lo que no espera tras estas puertas medievales, que se encuentran en perfecto estado de conservación.

Así que expectantes nos dirigimos hacia la joya de la corona, la Catedral de Colonia. Y es que es una catedral en mayúsculas. Catedral gótica que se comenzó en 1248 y no fue terminada hasta 1880. En la 2 Guerra Mundial sufrió varios daños, aunque su estructura se mantuvo intacta, y tuvieron que pasar muchos años hasta su restauración.

Pero a día de hoy, a nosotros nos hace abrir la boca de par en par ante su majestuosidad. Y es que es impresionante. Y somos incapaces de encuadrarla en nuestras cámaras.

img_4746

Catedral de Colonia.

Foto aquí, foto allá, en fin ya nos conocéis.

Miremos donde miremos hay algo que nos llama la atención: columnas, pilares, arcos, ventanales…. Entendemos que sea el monumento más visitado de toda Alemania y el por qué la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1966.

Claro que nos decepciona un poco el color negro que la cubre, pero esto es debido a uno de los materiales que la forman que se vuelve negruzco con el paso del tiempo, y por ello también nos encontramos algunas zonas andamiadas, porque debido a este proceso debe estar en continuo proceso de restauración.

Sus torres miden 157 metros, llegando a ser en su momento las más altas del mundo.

Pero si os parecen poco motivos para visitarla os daré algunos más.

Aquí se encuentra el reliquiario de los Reyes Magos, así que tendremos que acercarnos a dejarles nuestra carta a ver si se portan tan bien como nos hemos portado nosotros 😉

Se dice que contiene los huesos de los Reyes Magos y fue traído de Milán por el emperador romano Federico Barbarroja en 1164, y desde entonces la Catedral de Colonia se convirtió en centro de peregrinaje.

Todo el de oro, y podemos observar la elevada seguridad que tiene a su alrededor.

Tengo que decir que en ese momento, como me encontraba regular y con muy pocas fuerzas tras el día anterior estar mala y no haber comido, no tenia muchos ánimos para hacer fotos, y deje la cámara a quienes no acostumbran habitualmente a hacer fotos, y más con una reflex, por lo que la calidad es algo menor a lo que acostumbro. Pero gracias a eso tengo algunas fotografías, que de otra manera no tendría. Ya  notareis cuando coja la cámara yo 😉

Continuamos la visita por la Catedral y aunque las vidrieras son espectaculares, de las más bonitas que he visto en una Catedral, hay una que nos llama especialmente la atención.

Se trata de una vidriera hecha totalmente de pixeles. Si, si, habéis leído bien, pixeles.

img_4767

Vidriera de pixeles en la Catedral de Colonia

Es cuanto menos curioso encontrar algo de este tipo en una catedral.

No he encontrado ninguna referencia a esta vidriera, así que si alguien sabe el origen o el por qué de este curioso detalle, por favor, dejarme la referencia en los comentarios.

Si os han parecido pocos motivos para visitar la Catedral, indicaros que por si misma merece una visita. Os dejo unas fotos para terminar de convenceros.

img_4754

Interior de la Catedral de Colonia.

Como era de esperar no podíamos evitar subir a una de sus torres, y es que si me permitís decirlo, desde arriba las vistas son espectaculares. Y como pasa en el Empire State de New York, lo único que le falta es la visión del propio edificio, aquí pasa lo mismo. Son espectaculares las vistas pero le falta la vista de la propia Catedral. Aunque esto lo solucionaremos al caer la noche en otro mirador, pero eso os lo cuento después….

Pero para poder acceder a la torre debemos salir de la Catedral, y entrar por su lateral derecho. Supongo que esto es para evitar mayores aglomeraciones en el interior de la Catedral de las que ya hay.

La entrada a la catedral es gratuita, pero si queréis subir a la torre son 3.5€. Un precio que realmente merece la pena pagar.

A la salida, nos encontramos varias fotografías de cómo quedó no solo la Catedral sino la ciudad entera de Colonia, en la Segunda Guerra Mundial. Donde la ciudad fue completamente arrasada y la Catedral sufrió grandes daños, aunque se mantuvo intacta su estructura. Nos encoge el corazón ver estas imágenes y las crueldades e injusticias de las Guerras.

Aunque estas imágenes se quedan en nuestras retinas, no olvidamos que estamos de viaje, y aunque algo más tristes seguimos hacia nuestro objetivo.

Como estamos en la calle, justo en la plaza hay un Mercadillo Navideño, que a estas horas ya empieza a rebosar gente, pero nosotros, de momento no lo visitamos. Ya habrá tiempo después.

img_4834

Mercado de Navidad en la Catedral de colonia o Weihnachtsmark am Kölmer Dom

Los mercados las ubicaciones suelen ser las mismas durante las diferentes ediciones, así que os iré detallando en la medida de lo posible los que visitamos, para que podáis visitarlos en otras ocasiones. Al final del post os dejo un enlace de interés con todos los horarios y ubicaciones de los diferentes Mercadillos, no solo de Colonia sino de varios lugares de Europa, por lo que creo que puede ser de vuestro interés.

Ahora tocar subir los 157 metros que nos separan o lo que es lo mismo, los 553 escalones que hay hasta el mirador. Aunque en realidad la torre mide 157 metros, nosotros sólo subiremos 101.

img_4842

Vistas desde las escaleras subiendo la Catedral de Colonia.

Así que con paciencia, y con la excusa de parar para hacer fotos, recuperar el aire.

img_4841

Catedral de Colonia y Mercadillos Navideños

Para mí fue una de las subidas más duras que he experimentado en torres de este tipo, pero recordar que el día anterior había estado mala, hoy no estaba tampoco muy allá, y llevaba prácticamente dos días sin comer, por lo que me encontraba sin una fuerza en el cuerpo. Pero subí. Así que si yo pude, cualquiera puede.

Pero juzgar vosotros mismos si el esfuerzo merece o no la pena.

img_4874

Vistas desde la torre de la Catedral de Colonia.

img_4869

Vistas desde la torre de la Catedral de Colonia.

img_4885

Campana de la torre de la Catedral de Colonia

Antes de llegar arriba del todo, nos encontramos una inmensa campana, que esperamos no se ponga a tocar ahora mismo.

St. Petersglocke o Campana de San Pedro, como así se llama, es la campana más grande en activo, con 24 toneladas de peso.

img_4866

img_4863

Vistas desde la torre de la Catedral de Colonia.

img_4852

Vistas desde la torre de la Catedral de Colonia.

img_4851

Weihnachtsmark am Kölmer Dom vista desde la torre de la Catedral de Colonia.

img_4846

Vistas desde la torre de la Catedral de Colonia.

Como podéis ver a esta maravillosa Catedral no le faltan atractivos para una visita.

Desde aquí arriba vemos el Mercadillo de la Plaza de la Catedral, que ya empieza a estar muy animado.

¿Sabéis cuál es nuestro próximo destino no? pues allí nos dirigimos una vez que bajamos las escaleras.

img_4899

Weihnachtsmark am Kölmer Dom y Catedral de Colonia.

Aunque el Mercadillo está bastante bien, pasamos un poco de largo porque aún queremos ver la ciudad, y aquí sólo vemos muchos puestos de comida.

Así que vamos paseando y parándonos a cada paso admirando la decoración Navideña, que tenemos que decir que nos encanta.

Ya empiezan los antojos viajeros y para mis acompañantes caen unos pretzel. Los panes típicos con forma de ocho. Yo de momento decido aguantar sin probar, ya habrá tiempo.

Llegamos al Ayuntamiento donde presenciamos una boda civil, donde lanzan globos al aire con forma de corazones, y dan champán a todo el mundo.

El edificio del Ayuntamiento es una mezcla de tres edificios anteriores de los XIV al XVI

img_4927

Ayuntamiento de Colonia

Y la Torre fue construida en 7 años (1407-1404) y en su momento fue la torre más alta.

Es bonita, pero hasta ahí todo bien. Está llena de figuras importantes en la historia de Colonia.

Hasta que nos fijamos en un pequeño detalle que nos llama mucho la atención.

img_4925

Torre del Ayuntamiento de Colonia.

Preciosas verdad? Acerquémonos un poco más.

sin-titulo

He encontrado esta información porque el día que lo visitamos no sabíamos de su existencia, y con el zoom de la cámara es lo que he conseguido. Pero si observamos más de cerca la figura, esto es lo que se ve claramente:

konrad-colonia1

Sin palabras me he quedado. Se cree que este “homenaje” a Konrad Von Hochstaden fue debido a que decidió financiar la construcción de la Catedral subiendo el impuesto sobre el lúpulo, ingrediente principal para la fabricación de cerveza.

Después de este peculiar detalle, continuamos con la ruta. Y esta vez si nos encontramos un Mercadillo y no podemos evitar pecar.

Se trata del Mercadillo de Navidad Alter Mark, donde nos sorprende una decoración fantástica y no podemos evitar hacerle foto a todo.

img_4930

Mercado de Navidad Alter Mark en Colonia

img_4931

No podía faltar el símblo nacional de la cabra, imagen del equipo de fútbol de Colonia en el Mercado de Navidad Alter Mark en Colonia

img_4935

Mercado de Navidad Alter Mark en Colonia

Aquí descubrimos que venden prácticamente en todos los puestos vino calentito, tan característico de estos países en invierno, y que además lo sirven en unas preciosas tazas de porcelana. Que devolviéndolas te devuelven una parte del dinero que pagas, y si no te las puedes quedar de recuerdo.

Así que decidimos probarlas. Una de vino caliente para todos…. menos para mi! Que me piden la taza vacía (Hola??) 😦 Debió ser un poema la cara que puse…. jooo pero que yo ya estoy bien. Después descubriríamos que también se podía pedir chocolate caliente y té, y este último me hubiera venido muy bien…..

Así que cada uno con su taza de vino caliente y yo con la mía vacía, nos dirigimos a la Iglesia de Gross San Martin. Iglesia románica del siglo XII y que además fue completamente destrozada en la Segunda Guerra Mundial, igual que el resto del barrio.

Hoy nos encontramos una Iglesia preciosa, completamente restaurada tal y como se encontraba la original. Aunque sus puertas tardaron 40 años después de acabar la guerra en volver abrir.

img_4945

Iglesian Gran San Martin de Colonia

Es más bonita si cabe y la rodeamos por el otro lado donde se encuentra en una preciosa plaza llena de casitas de colores.

 

img_4955

Iglesian Gran San Martin de Colonia

De aquí llegamos en seguida al Mercadillo de los Duendes, o en alemán “Heimat der Heinzel´. Y qué deciros de este mercadillo. Para mi el más bonito de todos. Tiene una ambientación sobre duendes, y es que están en todas partes. Hay incluso un telesilla donde los simpáticos duendecillos portan skis para subir a la montaña.

img_4971

Mercadillo de los Duendes en Colonia

img_4983

Mercadillo de los Duendes en Colonia

img_4969

Mercadillo de los Duendes en Colonia

img_4973

Mercadillo de los Duendes en Colonia

img_4978

Duendecillo esquiador en el Mercadillo de los Duendes en Colonia

Es  o no es precioso? El Mercadillo se encuentra en Alter Markt. Para mi fue el más bonito. Aunque seguiremos viendo algunos más a lo largo del día, también muy bonitos.

Continuamos la ruta y nos dirigimos hacia la calle más comercial de Colonia, Hohe Str.

img_4984

Cruzando las vías del tranvia en Colonia

Y es que nuestro siguiente objetivo es la tienda de Lego, que aunque ya la visitamos en New York, no podemos evitar visitar esta también, porque siempre nos encontramos algunas construcciones que nos encantan.

Aquí la ambietancion es fabulosa en cualquier tienda, sino mirar la casita de Hänsel y Gretel de galleta que tienen en esta tienda. ¡Qué hambre! Yo creo que ya estoy recuperada poque me la quiero comer entera!!!

img_4995

Decoración Navideña en las tiendas de Colonia.

Cuando llegamos a Lego Store Köln, vamos la tienda de Lego, no podemos evitar estar un rato. Sobre todo nuestra amiga Mila que la encantan los legos y se junta con el grupo de niños que hay sentados a una mesa a construir su propio lego.

2015-12-12 14.03.14.jpg

Con Buddy en Lego Store en Colonia.

Y es que con la cantidad de accesorios que hay es imposible que no encuentres un lego a tu gusto. Y si no te gusta, lo construyes a tu manera. Increíble.

Aquí no podemos evitar comprar algún llavero de la Guerra de las Galaxias para regalar y alguno se lo compra de recuerdo.

Y a estas alturas, ¿qué se os ocurre que podamos comprar en Colonia que sea típico? Pues una colonia!!

El siguiente destino es la tienda 4711 de Colonia. Resulta que el Agua de Colonia Original (Original Eau de Cologne) es una marca registrada que se creó en Colonia. a principios del Siglo XVIII, se creó este perfume, que era una gua fresca en compración a los cargados perfumes franceses de la época, lo que tuvo una muy buena acogida y la ciudad de Colonia fue denominada en Europa entre los Siglos XVIII-XIV como la Ciudad de las Fragancias.

Hoy en día siguen realizando la receta original de la Original Eau de Cologne en la tienda 4711, que se encuentra en la  calle Glockengasse número 4711.

Y aunque la fábrica 4711 no es la original, se instaló casi 100 años después que la original y tomó su nombre de la calle en la que se encuentra, en el centro de la ciudad de Colonia.

img_4996

Tienda Original Eau de Cologne 4711 en Colonia.

 

La Colonia a mi me recordó un poco a la colonia de Nenuco, aunque con un olor más fuerte.

Lo singular de esta tienda es que tienen una fuente en la entrada donde está manando dicha colonia, y cualquiera que se acerque puede probarla.

La tienda en sí, me pareció algo caro y nada especial. Pero había que conocerlo.

Por las calles de Colonia, vuelvo a encontrarme el símbolo del equipo de fútbol de Colonia por excelencia, su mascota Hennes. Que por lo visto este simpático animal, no se pierde ni un partido de su equipo y les acompaña allí donde tengan que jugar.

img_5005

Mi amiga Hennes y yo por las calles de Colonia.

Después del paseo estamos hambrientos (unos mas que otros, ejem) y decimos arriesgarnos con unas deliciosas Weisswurst y Currywurst que encontramos por el camino. Son las salchichas típicas alemanas, y que se encuentran en un montón de puestos callejeros. La Weisswurst es la salchicha blanca, y la Currywurst, la variante de curry bastante más fuerte.

Yo me animo con media Weisswurst, a ver como me sienta. Claro que a algún espabilado le viene de miedo la que yo no me comí, jejeje. Cada una nos cuesta 2.5€ más patatas.

Sorry no hay fotos.

Así que tras recuperar un poco fuerzas, continuamos la ruta que aún nos quedan cosas por ver.

Nos dirigimos nuevamente a la zona de la Catedral y no podemos evitar seguir haciéndola fotos. Es tan bonita…

img_5008

Parte trasera de la Catedral de Colonia.

Ahora nos dirigimos hacia el puente Hohenzollern o Hohenzollernbrücke. Un precioso puente sobre el Rhin con una de las vistas más bonitas de toda Colonia.

Y también, por qué no decirlo uno de los más impresionantes que he visto de cuantos tienen candados. He visitado en diferentes ciudades los puentes de este tipo, donde los enamorados encadenan al puente de rigor un candado, y juntos y muy románticamente, tiran las llaves al río.

Pero tengo que decir que en ningún sitio, he visto tal cantidad de candados como en este puente. Es algo increíble.

Supongo que no los retiran como en otras ciudad, porque en este caso no existe peligro de hundimiento del puente, pero no os podéis imaginar la cantidad de miles de millones de candados que hay.

img_5014

Es curioso ver como durante todo el trayecto del puente, en el sentido peatonal está lleno absolutamente cada rincón.

img_5017

Candados en el puente Hohenzollern en Colonia.

Aquí mi hermano y su chica hicieron el paripé de colocar el candado y tirar las llaves al río…. Ejem.

 

Pero bueno lo que os comentaba, a parte de la cantidad de candados, el paseo por el puente hasta su orilla es una de las más bonitas de todo Colonia.

Y es que desde aquí podemos observar la imponente Catedral y la Iglesia de Gran San Martín de Colonia

img_5024

Iglesia de Gran San Martín desde el puente Hohenzollern en Colonia.

Recorremos todo el puente hasta la otra orilla y es que aquí se encuentra nuestro siguiente punto del día, el Köln Triangel.

Un edificio empresarial, pero que en su parte más alta han sabido aprovechar el tirón turístico y han habilitado una terraza con las mejores vistas de todo Colonia.

La entrada cuesta 2.5€ pero merece absolutamente la pena cada céntimo que pagas. Ya que desde aquí, podeis ver La Catedral de Colonia, la Iglesia Gran San Martín y el puente Hozeznzollen de un sólo vistazo.

img_5031

Vistas de Colonia desde el Köln Triangel.

img_5037

Vistas de Colonia desde el Köln Triangel.

Un ascensor te sube a la planta 29 en apenas unos segundos. Y tras subir unas pequeñas escaleras, accedemos a unas ventanales de cristal descubiertos y lo único que podemos hacer es abrir la boca por el asombro que nos provocan las vistas.

Hemos llegado con poca luz, ya que los días en esta época son muy cortos, pero estamos seguros que ver encender las luces de la ciudad compensará el frio que hace.

img_5068

Vistas de Colonia desde el Köln Triangel.

img_5070

Vistas de Colonia desde el Köln Triangel.

Porque sí. Tras la puesta de sol, y a pesar que durante el día ha hecho una temperatura muy agradable (Apenas 2 o 3 grados menos de los que teníamos en Madrid en ese momento), en estos momentos la temperatura ha caído en picado. Y estamos cercanos a los 0 Grados.

Claro que donde nos encontramos y al estar en zona descubierta, el aire zumba de lo lindo. Por lo que en breves minutos nos quedamos helados de frío. Pero no importa. Las vistas compensan, y aún tenemos dedos con los que seguir haciendo fotos.

img_5055

Vistas de Colonia desde el Köln Triangel.

img_5092

Vistas de Colonia desde el Köln Triangel.

No se cuánto tiempo estamos así, pero se oscurece completamente e iluminan toda la ciudad de Colonia. Toda menos la Catedral que permanece a oscuras y no hay indicios de que la vayan a iluminar.

Decidimos esperar un poco, y nos resguardamos dentro, sentados en una escalera. Todos en fila y medio moribundos el cansancio puede con nosotros y nos da el bajón que no nos ha dado en todo el día. Ahora mismo somos escombros.

Nos asomamos varias veces, con el esfuerzo que supone levantarse y salir a enfrentarse al Invierno ahí fuera y son varias las decepciones que nos llevamos, porque aunque la ciudad está preciosa, siguen sin iluminar la Catedral. Así que estamos a punto de tirar la toalla.

“Vámonos, no la van a encender. Ya es muy tarde. Estamos cansados, tenemos frío.  – 5 minutos más.”

Finalmente decidimos irnos, no podemos estar más tiempo ahí. Así que nos levantamos y último vistazo.

Y esta vez tenemos suerte y vemos como empiezan a brillar las luces que tanto hemos esperado! Por fin.

Se ha hecho rogar. Pero ha merecido la pena. Tenemos frente a nosotros las mejores vistas de todo Colonia.

img_5121

Las mejores vistas de todo Colonia desde el Köln Triangel

Así que ya felices iniciamos el descenso.

Nos dedicamos a hacer unas cuantas fotos nocturnas desde este lado del río. Aunque aquí ya no sopla tanto el aire, algunos tienen frío y no nos dejan disfrutar del momento de las fotos nocturnas. (Aquí deciros que a lo largo del día he ido recuperando mi cámara y ahora estoy en plenas facultades).

 

 

img_5137

Catedral de Colonia y el puente Hohenzollern

El momento que más me gusta del día y no me dejan disfrutarlo. 😦

img_5141

Catedral de Colonia y el puente Hohenzollern

img_5146

Catedral de Colonia y el puente Hohenzollern

Finalmente regresamos y en un momento de despiste el grupo se ha dividido. Así que tardamos un rato en volver a reunirnos.

Una vez todos encontrados, guardámos las cámaras, porque ya no hay luz para hacer fotos y hay demasiada gente en los Mercadillos.

Así que nos dedicamos a recorrer el resto de Mercadillos, a cada cual más bonito. Pero no tenemos fotos de ellos. Repetimos algunos también

Alter MarktHeumarkt, RodolfPlatz, Hahnen Gate…

Creo que recorremos todos, menos el Mercado Hafen Weihnachtsmarkt, que es el más retirado de todos y lo veremos mañana.

img_5151

Mercado Alter Markt en Colonia.

A lo largo del día hemos ido recorriendo varios, como os he comentado y en cada uno había una taza diferente. Así que empezamos a coleccionar todas. Yo descubro que también se podía pedir té.  Aunque llega un momento que pesan tanto, porque se van acumulando en la mochila que decidimos no coger más.

Terminamos comiendo algo por los puestos y disfrutando del ambiente que nos encanta y olvidándonos las fotos. Lo que es una pena. Pero así os dejo alguna sorpresa para que los descubráis por vosotros mismos.

Así que finalizamos el día de camino a nuestro a hotel y volvemos a pasar por la Puerta de Hahnen y recordamos cuando pasamos por aquí la primera vez, en el mismo día de hoy, hace muchas muchas horas antes.

Caigo literalmente inconsciente en la cama según me tumbo. Y es que en mi vida viajera, este ha sido de los viajes más duros, supongo que  por no estar al 100%. Pero feliz, por todo lo que nos ha ofrecido esta ciudad.

Aquí os dejo el link con un enlace donde vienen detallados todos los Mercadillos Navideños de Colonia, además de otras muchas ciudades Europeas.

Asi es #Colonia en #Navidad #SaltandoPorMiMundo

A post shared by SaltandoPorMiMundo (@saltandopormimundo) on

Y el resto de los relatos correspondiente a este viaje los puedes encontrar aqui:

Preparativos Colonia

Colonia Día 1 – Vuelo y llegada a Colonia.

Colonia Día 3 – Visita a diferentes museos de Colonia, Mercadillos de Navidad y vuelta a Madrid.

Anuncios

12 comentarios en “Colonia Día 2 – Colonia y sus Mercadillos Navideños.

  1. Pingback: Mercadillos Navideños en Colonia, Alemania | Saltando por mi mundo

  2. Pingback: Colonia Día 1 – Vuelo y llegada a Colonia. | Saltando por mi mundo

  3. Pingback: Colonia Día 3 – Visita a diferentes museos de Colonia, Mercadillos de Navidad y vuelta a Madrid. | Saltando por mi mundo

  4. Menudas vistas, me han encantado, y su Catedral, espectacular. En cuanto a os mercadillos navideños, a veces, en según que ciudades europeas, desfavorecen un poco el entorno la verdad, aunque el de los duendecillos estaría bien verlo jijiji

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: Día 1 Suiza – Zurich en un día. (Segunda Parte) | Saltando por mi mundo

  6. Pingback: Día 3 Suiza – Cataras del Rhin y Stheim am Rhein | Saltando por mi mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s