La Gran nevada de Madrid en Enero de 2021, nuestra experiencia

Tras la gran nevada que calló en Madrid, de la que aún hoy, siete días después, seguimos con montañas de nieve, queremos contaros nuestra experiencia. Cómo fue vivir la nevada que tuvimos en Madrid, en Enero de 2021.

Día 1 de la nevada en Madrid

Llevamos varios días escuchando en las noticias, que después de Reyes, va a caer una gran nevada.

La verdad es que no tenemos grandes expectativas. Ya que ha habido muchas otras ocasiones en las que han dicho lo mismo y luego, al menos en Madrid, no hemos visto caer ni un copo de nieve.

Así que tras tanto anuncio de nieve, éramos bastante escépticos con las noticias.

El día 7 de Enero, comenzaron a caer algunos copos de nieve, que tiñeron un poquito de blanco algunas zonas. Un blanco muy efímero, que apenas nos dio tiempo para hacer algunas fotos y que sobre todo los madrileños, poco habituados a este espectáculo, no dudamos en llenar las redes sociales con nuestros míseros copos de nieve.

¡Pero estábamos emocionados, hacía mucho tiempo que no veíamos nevar en Madrid!

Habrá que salir a jugar con la nieve un poco y a pisarla ¿no? Porque aún no nos creemos que esté nevando en Madrid.

Así que salimos, pisamos la nieve y jugamos con ella, ya con esto nos fuimos felices a casa. Después de tantos meses de confinamientos, éramos felices sólo con esto. ¡Con qué pocos nos conformamos!

Día 2 de la nevada en Madrid

El segundo día de la nevada nos asomamos a la ventana y prácticamente no queda nieve de lo poco que cayó ayer, aunque se ve alguna zona blanca.

Nada, quizá haya más nieve en nuestro deseo de verla, que la que hay en realidad.

Pero hoy, es el gran día que nos han prometido. Dicen que va a caer una gran nevada. La gran nevada del siglo dicen algunos….

Así que salimos a hacer unas gestiones, antes de las 11 de la mañana, que es la hora en la que va a empezar a nevar. En el ratito que estamos en una tienda, ha empezado a nevar con mucha fuerza. El aparcamiento está completamente blanco y el coche cubierto de nieve.

Viendo la que está cayendo, mejor nos vamos a casa a verlo desde la ventana, que las gestiones que nos quedan por hacer, pueden esperar…..

Así es cómo nos encontramos las carreteras en el trayecto a casa. ¡Apenas hemos estado una hora fuera!

Continuará durante horas nevando. Horas y horas, la nieve se va acumulando, ya no poco a poco, sino por momentos…….

No podemos evitar asomarnos a la ventana, cada poco tiempo.

Así echamos el día, viendo nevar con tanta fuerza, desde la ventana.

Vemos en los telediarios como numerosos coches han quedado atrapados en la nieve, los han tenido que dejar tirados en autovías, vías principales, etc.

Pues si, resulta que si que iba a ser la nevada del siglo….

Nos sorprende, que siendo más de las 11 de la noche, a pesar de que ha anochecido hace muchas horas, hay una claridad en el cielo, que parece de día.

Este fenómeno es debido a la contaminación lumínica. Al encontrarse tanta nieve concentrada en el suelo, la propia nieve refleja las luces de la ciudad, haciendo que el cielo se vea tan claro y luminoso.

Prometo que las fotos no tienen ningún filtro.  

Día 3 de la nevada en Madrid

Tras la nevada de ayer, lo primero que hacemos es levantarnos para mirar por las ventanas. No podemos creer lo que vemos.

Las ventanas tienen hasta 30 centímetros de nieve, las paredes están literalmente congeladas.

El espectáculo es dantesco.

Nieve en todas partes. Nieve, nieve, nieve.

Así que como niños el día de Reyes, prácticamente engullimos el desayuno y salimos a descubrir lo que ha dejado Filomena, el nombre que le han puesto a esta tormenta.

Abajo en la urbanización, nos sorprende la cantidad de nieve que ha caído. Apenas podemos llegar a la piscina y las piernas, al caminar se nos hunden casi hasta las rodillas.

No hay un sólo centímetro de suelo que no esté cubierto de nieve.

Nieve blanda y mullida que da mucho juego para hacer videos y echarnos unas risas.

Cuando salimos de la urbanización, el espectáculo es sobrecogedor, además de precioso.

Cada centímetro, de lo que vemos, esta cubierto por una gruesa capa de nieve.

Papeleras, bancos, árboles, semáforos, buzones de correos……..

Absolutamente todo, esta cubierto por una capa de más de 30 centímetros de nieve.

Incluso las carreteras, están cubiertas completamente por nieve. Donde antes había una carretera, ahora solo hay nieve, nieve, nieve…..

Las vías del tren, donde ayer celebrábamos los pocos copos de nieve  que habían caído, hoy han desaparecido bajo un manto blanco.

Es realmente alucinante la nevada que ha caído y la estamos disfrutando como enanos.

  

Continuamos con el paseo, la verdad es que queremos ver todo, pero es imposible, claro está.

Ayer dijimos que hoy nos íbamos a acercar al centro, pero la verdad, que hoy están todos los transportes cortados, incluso el metro.  Así que nos tenemos que conformar con pasear por el barrio, que tampoco está nada mal.

Vemos un montón de árboles partidos y caídos por el peso de la nieve.

Esperamos que no haya muchos coches afectados por esto.

En nuestro paseo, llegamos a una Avenida bastante importante, que también está colapsada por la nieve, la Avenida de Andalucía. Aunque aquí ya ha pasado algún quitanieves, en un solo carril, donde algunos peatones nos atrevemos a a pasar, ya que los coches apenas pueden circular.

Aunque en ningún momento ha parado de nevar, esa nieve, que cae de manera incesante, vuelve a cubrir en poco tiempo ese camino improvisado.

No es algo que podamos hacer todos los días, caminar por el medio de esta Avenida, que normalmente tiene 4 carriles en ambos sentidos.

Hay muchos muñecos de nieve, el nivel, ha subido mucho en unas pocas horas. O eso o hay gente muy experimentada en este ámbito.

También vemos, cada vez más, como las calles se han ido animando y cada vez hay más gente, que como nosotros, ha salido a disfrutar de la nieve.

Aunque tenemos que decir, que vemos a mucha gente, muy inconsciente, sin calzado adecuado y muchos, muchos resbalones. Aunque de momento no hay placas de hielo, es nieve blanda, sigue siendo resbaladiza y muy peligrosa.

Llegamos a una de las entradas que dan a la M-40, una de las carreteras circulares y más transitadas de Madrid, la imagen es sobrecogedora.

Si en la Avenida de Andalucía teníamos la posibilidad de caminar por uno de sus carriles, aquí lo hacemos directamente por la rotonda donde pasan diariamente miles de coches. Las vistas desde aquí, de la M-40, son sobrecogedoras, a la vez que alucinantes.

Ni un solo coche pasaba por allí. Ni siquiera en el confinamiento, estaba tan vacío.

La verdad, que aquí, nos damos cuenta de lo incomunicados que nos hemos quedado en todo Madrid, los problemas que hay para la gente que ha necesitado una ambulancia o llegar a un hospital, nos sobrecoge demasiado. La parte no tan bonita de la nieve.

Con sentimientos encontrados, retomamos el camino a casa, al final hemos alargado más de lo pensado el paseo, pero sigue nevando con fuerza, a estas horas ya ha salido demasiada gente a la calle.

Pero recordemos, que seguimos en una pandemia, las aglomeraciones no están permitidas y debemos seguir llevando nuestra mascarilla.

Parece que de esto se ha olvidado la gente, que con sus tablas de snow o sus skis, que han aprovechado a desempolvar este año, se han olvidado las mascarillas y los modales en casa.

Nos volvemos a casa, a ver cómo sigue nevando desde la ventana.

Ya nos hemos llevado nuestras autenticas postales, como si hubiésemos estado en Siberia.

¡Yo que quería visitar Rusia en invierno, ya no hace falta que me vaya, que Rusia ha llegado a Madrid!

Pero sigue sorprendiéndonos por la cantidad de nieve que ha caído en todas partes.

Cerca de 40 horas después de que comenzaran a caer los primeros copos, ha estado sin parar de nevar, con mayor o menor intensidad.

Por la noche, ya por fin, sin nevar. Desde la ventana tenemos el mismo espectáculo lumínico de ayer, aunque hoy, los cielos ya no están tan cubiertos.

Día 4

El cuarto día de la nevada, decidimos salir para ver cómo está el panorama.

Hace sol y apenas hay nubes en el horizonte. Pero engaña el tiempo. Tenemos un temporal y vamos a llegar temperaturas históricas. Por la noche llegará a hacer esta noche, -12º. Aunque ahora estamos rozando los 0º.

Pero la sensación térmica no es tan fría, porque hace mucho sol y no corre nada de aire.

Hoy decidimos ir a un parque cercano, para ver cómo está.

Aquí nos damos cuenta, de la creatividad que tiene la gente, nos encontramos una Menina hecha de nieve.

También nos encontraremos con un pobre hombre, que se ha congelado en la tormenta.

Han pasado algunos quitanieves, por alguna calle, por la que caminamos, ante la casi ausencia de coches.

Lo que nos encontramos en el parque, también es increíble. Seguimos viendo los 20 o 30 centímetros de nieve por todas partes, pero con la tranquilidad del parque. El haber dejado los edificios atrás, nos hacen trasladarnos al Polo norte.

No hemos estado nunca, pero debe ser muy parecido a esto. Aunque con el sol que tenemos hoy, lo vemos muy difícil.

Pero la nieve, con la luz del sol, se torna de un color azulado, muy intenso.

Es realmente espectacular. No podemos parar de hacer fotos en cada rincón, a cada árbol….

Encontramos un iglú a medio construir y contribuimos un poco en la construcción del techo, pero esto es un trabajo de ingeniería…. jajaja. Nos hemos cansado rápido. Así que nuestra admiración a los que han dedicado varias horas a construir esto.

¿No os había dicho que hacía sol? Pues aquí estoy, a ver si cojo un poco de Vitamina D.

 

Os dejo unas fotos del bonito paseo que dimos.   

Con esto regresamos a casa, para volver casi, al auto confinamiento que nos hemos autoimpuesto, por nuestra seguridad y la de los nuestros.

Hoy, cuando escribo estas líneas, es día 16 de Enero. Han pasado 9 días desde los primeros copos que cayeron, 8 de la gran nevada y aún seguimos invadidos por la nieve que ha dejado Filomena.

Aunque hemos disfrutado mucho con la nieve, ya no es tan bonita. Pero esta ha sido nuestra experiencia y nuestra manera de vivir Filomena.

¿Y tú como lo has vivido?

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *