La Torre de los Lodones, Atalaya de Torrelodones

Son muchas las veces que hemos pasado por la A-6 y nos hemos quedado mirando esa torre que se ve en lo alto de una colina. Se trata de la Atalaya de Torrelodones también conocida como la Torre de los Lodones.

Esta torre da nombre a Torrelodones y además es el símbolo de la ciudad, ya que aparece en su escudo.

Dónde está la Torre de los Lodones

La torre de los Lodones se encuentra en la Torrelodones y es perfectamente visible desde la A6 dirección Madrid.

Cómo llegar a la Atalaya de Torrelodones

Para llegar a la atalaya de Torrelodones desde Madrid, hay que meterse por la vía de servicio de Torrelodones (salida 29), seguir por esa vía y hacer una cambio de sentido en un puente, para entrar por la vía de servicio, donde un poco más adelante hay un pequeño parking. Desde aquí subiremos a la Atalaya de Torrelodones por unas escaleras que se encuentran a penas 300 metros.

Nosotros aparcamos en la calle Mieres, que está un poco más arriba.

Historia de la Atalaya de Torrelodones

La Torre de los Lodones o Atalaya de Torrelodones, es uno de los pocos vestigios de la época omeya que quedan en pie y una de las mejor conservadas de la Comunidad de Madrid.

Es precisamente la Torre de Lodones la que dio el nombre al pueblo. De origen árabe, fue construida en los siglos IX y XI, no se sabe con exactitud.

Su función como atalaya era la de vigilar los avances de las tropas cristianas ya que se encontraba ubicada en los límites del control musulmán frente a los cristianos que controlaban la Sierra de Guadarrama.

A finales del siglo XIX estaba en ruinas, y en 1929 el propietario de la finca Las Marías, muy próxima a la torre y convertida hoy en urbanización de lujo, encargó su reconstrucción.

En el exterior, podemos distinguir cuatro almenas y en su interior hay una cocina de piedra y una escalera.

El lodón es un árbol muy típico de Torrelodones y algunos historiadores siguen discutiendo todavía si este nombre de la torre viene dado por dicho árbol o por los ladrones que la hubieran frecuentado: Torre de Lodones o Torre de Ladrones, esa es la cuestión.

Nuestra experiencia en la Atalaya de Torrelodones

Nos encontramos en Marzo de 2021, año aún con la pandemia, que continuamos con restricciones de movilidad y no podemos salir Madrid. Tampoco queremos ir a un sitio que esté muy masificado. Al estar encerrados somos muchos los madrileños y residentes en Madrid que queremos salir a tomar el sol y hacer algo diferente de nuestro día a día.

Buscamos alternativas y decidimos ir a conocer la Atalaya de Torrelodones, ya que nunca la hemos visitado de cerca y además aprovecharemos a hacer alguna ruta de senderismo.

Ruta desde la Atalaya de Torrelodones

Al final decidimos seguir el sendero que parte de la parte de atrás de la Atalaya y llegamos al sendero Las Marías.

Fuimos caminando hasta llegar a la finca Panarras, con un recorrido de prácticamente 3 km.

Aquí decidimos darnos la vuelta porque eran las 2 y media de la tarde y estábamos muertos de hambre. Así que deshicimos el camino y cuando llegamos a la zona de las rocas, nos dispusimos a comernos los bocadillos que habíamos traído de casa.

Desde este punto tenemos unas bonitas vistas del skyline de Madrid con las 4 torres (ya 5) y las torres Kio identificables con su característica inclinación.

Desde aquí, y ya de regreso de nuevo a la Atalaya, vemos la imponente Cruz del valle de los caídos, que visitaremos en otra ocasión.

Y regresamos al coche, pero antes de volver a casa, pusimos rumbo a Galapagar, a ver el Puente de la Alcanzorla, pero eso es otra historia…..

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *