Un día de excursión por las Cuevas del Águila, Arenas de San Pedro y La Adrada, en Ávila.

Un día de excursión por las Cuevas del Águila, Arenas de San Pedro y La Adrada, en Ávila.

Porque no todo en Ávila es su capital.

Hoy cambiamos un poquito nuestra forma de viajar y es que el coger todos los días el coche para cumplir con nuestra rutina, tráfico, atascos…… Nos tienen saturados. Así que queremos desconectar de coche.

Vemos una excursión de estas organizadas, que no son mucho de nuestro gusto, pero en esta ocasión decidimos probar ya que es barato y nos llevan en bus.

Ya sabéis que somos de hacer los viajes y las escapadas por nuestra cuenta pero en esta ocasión estamos tan cansados del coche que no nos importa que nos lleven y traigan en autobús.

La verdad que es muy cómodo.

Cuevas del Águila

Salimos de Atocha a las 8 de la mañana donde nos recoge un autobús con destino Ávila, pero hoy no visitaremos su capital, si no otros destinos que os detallamos a continuación.

La primera parada del día son las Cuevas del Águila.

Las Cuevas del Águila se encuentran en pleno Valle del Tíetar a unos 8 km de Arenas de San Pedro.

cómo visitar las Cuevas del Águila
Visitando las Cuevas del Águila

Tienen más de tres millones de años y en ellas podemos encontrar estalactita, estalagmitas, coladas y mil cosas más. El Gran Salón ocupa las de 10.000 metros cuadrados. Ya quisiera yo un salón así en mi casa.

El precio de la entrada son 8€, aunque nosotros la llevamos incluida en el precio de la excursión que hemos pagado.

Y qué os voy a contar de estas cuevas.

Que son una maravilla. El recorrido se hace con un guía que te va explicando las numerosas formaciones que nos vamos encontrando, aunque esté en concreto no pone mucho interés y termina rápido.

Interior Cuevas del Águila

Después nos deja tiempo libre para volver a recorrer esos lugares que más nos han impactado, siempre dentro del gran Salón y lo que no suele ocurrir en este tipo de sitios, nos dejan hacer fotografías, eso sí, siempre sin flash.

Olé por esas señoras que sacan la linterna de sus teléfonos móviles porque según ellas,no es flash. No entiendo cómo no se dan cuenta que lo que estropea este tipo de cuevas es la luz artificial. Un poco de respeto por lo que nos ofrece la naturaleza y por el resto de visitantes, por favor.

Después de el cabreo por ver cómo es la gente y por el poco respeto que se tiene intentamos continuar con la visita.

Cómo podéis ver el paseo es espectacular, pero las fotos no le hacen justicia a la Cueva en si. Tenéis que venir (y si, es una orden 😉) para apreciarlo por vosotros mismos.

En las fotos no se aprecia la magnitud del Gran Salón, ni los colores, ni el olor de la cueva, que es muy característico. En fin, que tenéis que venir y verlo con vuestros propios ojos.

Arenas de San Pedro

La segunda parada del día es el bonito pueblo de Arenas de San Pedro donde aprovecharemos a comer a base de un buen sablazo (luego os cuento) y a recorrer tranquilamente sus calles.

Castillo de la triste Condesa, Arenas de San  Pedro, Ávila.

Aquí podemos visitar el Castillo de la triste Condesa.

¿Hay alguien?Castillo de la triste Condesa, Arenas de San  Pedro, Ávila.

Cuando llegamos con el grupo se encuentra cerrado.

Castillo de la triste Condesa, Arenas de San  Pedro, Ávila.

Así que nosotros aprovechamos esta situación para escabullirme del grupo y visitar el pueblo por nuestra cuenta.

Río Arenal en Arenas de San Pedro, Ávila.

Y después, si nos da tiempo podremos visitar el castillo.

Cruzamos el Puente Medieval y nos entretenemos haciendo unas cuantas fotos con el río detrás.

Cruzando el Puente Medieval en Arenas de San  Pedro, Ávila.

La verdad es que está precioso y en esta fecha lleva un montón de agua.

Castillo de la triste Condesa, Arenas de San  Pedro, Ávila.

Vamos por el pueblo descubriendo lo que tenga que ofrecernos.

Qué ver en Arenas de san Pedro, Ávila

Volvemos al castillo de la Triste Condesa pero ésta vez lo rodeamos por todos sus lados.

Castillo de la triste Condesa, Arenas de San  Pedro, Ávila.
Qué ver en Arenas de San Pedro, Ávila.
Qué ver en Arenas de San Pedro, Ávila.
Puente Medieval Arenas de San Pedro, Ávila.
Qué ver en Arenas de San Pedro, Ávila.

Así llegamos al Palacio de Mosquera. También conocido como Palacio del Infante Luis de Borbón

Es un palacio neo-clásico de finales del siglo XIII.

Fue residencia del infante durante 8 años, el cual fue la época de mayor esplendor de la villa.

Hoy en día es propiedad del ayuntamiento y se usa como sala de exposiciones.

Y una exposición es lo que nos encontramos.

Estuvimos un rato dando vueltas e intentando comprender las obras que allí se exponen. Aunque reconozcásmoslo, no somos ningunos entendidos en arte.

Visitando la exposicion en el Palacio de la Mosquera

Algunas de las obras que encontramos, nos hacen especial ilusión porque las reconocemos de visitas de otros lugares como el Jardín de la Casa Sorolla donde hemos estado recientemente o la bonita Villa de San Vicente de la Barquera, lugar que visitamos en nuestro viaje por Cantabria.

Visitando la exposición en el Palacio de la Mosquera

Desde el Palacio de Mosquera, como se encuentra en lo más alto, tenemos unas bonitas vistas de todo el pueblo.

Vistas de Arenas de San Pedro desde el Palacio de la Mosquera

Cuando nosotros hemos terminado la visita vemos cómo llega en tropel los integrantes de nuestro grupo.

Pero nosotros ya hemos terminado y es hora de seguir descubriendo este pueblo que nos está gustando mucho.

Más fotos en el Puente Medieval de Arenas de San Pedro, Ávila.

Es la hora de comer y aunque es pronto decidimos ir comiendo algo porque todos los bares que hay están a tope.

Y es que para ser Noviembre hace un día buenísimo y está todo el mundo en las terrazas.

Decidimos sentarnos en la terraza del Bar Los Caballeros porque encontramos alguna mesa libre.

Pero es un craso error porque tardan muchísimo. Pero muchísimo en atendernos. Más de una hora sólo para tomarnos nota.

Se nos ocurre pedir unas setas de temporada y alguna ración más.

Y cuál es nuestra sorpresa con el sablazo que nos meten con las setas, un plato medio vacío (literal) y nos cobran 14€ sin ni siquiera darnos la nota de lo que hemos pedido.

Tras insistir mucho nos la traen, escrita a mano con los 14€ por las setas. Una vergüenza.

Así que desde aquí NO recomendamos para nada este lugar,

Ojalá pudiéramos hacer algo por estos abusos que hay en todas partes.

Aunque estamos bastante cabreados, intentamos que ésto no nos afecte porque el día está saliendo muy bien.

Tras ésto, es la hora en la que nos recoge el autobús para llevarnos al siguiente pueblo de la ruta de hoy, La Adrada.

La Adrada

Yo tengo vagos recuerdos de este pueblo ya que mis padres tenían unos amigos aquí y he venido de pequeña en alguna ocasión.

Castillo de La Adrada, Ávila

Pero mi recuerdo poco tiene que ver con la realidad.

Reflejos del Castillo de La Adrada, Ávila.

La Adrada se encuentra en el Macizo Oriental de la Sierra de Gredos y en pleno Valle del Tiétar.

Es una buena base para hacer rutas de senderismo por la zona, aunque nosotros en esta ocasión sólo venimos a tener una primera toma de contacto.

Qué ver en La Adrada, Ávila.

Descubrimos que tiene un castillo que ha sido rehabilitado recientemente y hoy es el Centro de interpretación histórica del Valle del Tiétar.

Castillo de La Adrada, Ávila

Así que según bajamos del autobús enfilamos dirección al mismo, dejando al grupo enseguida atrás. Y es que llevan un ritmo muy lento. Por este motivo (y otros muchos) no nos gustan las visitas en grupo.

Pero volvamos sobre el castillo.

Parece ser que se construyó sobre otro más antiguo de origen romano y éste probablemente sobre uno celtíbero.

Qué ver en La Adrada, Ávila

Cuenta la leyenda que en este lugar tuvo lugar el romance entre Alfonso VI y la bellísima hija del Rey de Sevilla Abenabeth, Zaida.

Castillo de La Adrada, Ávila

La joven se casó con el rey castellano, tras la conquista de Toledo renunciando al islamismo y se bautizó en Burgos con el nombre de Isabel.

Tras leer toda esta historia nos entran unas ganas enormes de visitarlo, pero tendrá que esperar para otra ocasión ya que en el momento de nuestra visita se encuentra cerrado.

Castillo de La Adrada, Ávila

Nos dedicamos a rodearlo y aprovechamos a hacer una buena sesión de fotos porque queda poco para el atardecer y la luz es bastante buena.

Cuando ya estamos prácticamente terminando, y hemos podido disfrutar del castillo en plena soledad vemos cómo el grupo acaba de hacer cumbre y se aproximan al castillo.

Menos mal que ya lo hemos visto, jeje.

Qué ver La Adrada, Ávila

Así que nosotros bajamos hacia el pueblo para conocerlo un poquito más.

Como siempre dejamos que nuestros pies sean los que nos descubran el lugar. Y no nos equivocamos puesto que vamos recorriendo calles solitarias con olor a leña.

Arte urbano o Street Art en La Adrada, Ávila

Y es que empieza a bajar la temperatura considerablemente ya que estamos en plena Sierra de Gredos.

No nos importaría quedarnos a pasar la noche en una de estas casitas con chimenea y hacernos una buena cena a la luz de la hoguera.

 

 

Mario Beneditti en La Adrada, ÁvilaQuizá lo más característico de La Adrada sea la Plaza con una fuente del siglo XIX y el ayuntamiento del siglo XVIII.

Callejeando por La Adrada, Ávila

Esta plaza ha sido en otros tiempos mercado, cine, corral de comedias y plaza de toros.

Hoy es visita obligada para los forasteros y lugar de reunión para los locales.

Y así poco ha poco ha ido cayendo el sol y ha empezado a hacer un frío considerable mientras recorríamos paso a paso este bonito pueblo del Valle del Tiétar.

Plaza del Ayuntamiento en La Adrada, Ávila

Nos vamos en dirección opuesta al castillo para dar un paseo mientras hacemos tiempo hasta la hora en la que nos recoge el autobús para volver a Madrid.

Sin quererlo nos encontramos con el atardecer de pleno, y tenemos unas vistas preciosas de toda La Adrada, y del Castillo al fondo

El broche final para un bonito día de excursión desde Madrid.

Atardecer sobre La Adrada, Ávila

Es la hora de volver, así que regresamos al punto acordado donde nos espera un calentito autobús que nos llevará de regreso a casa.

Atardecer sobre La Adrada, Ávila

Un día diferente que nos hace cargar las pilas para afrontar la dura rutina.

Aquí puedes leer otras Excursiones de 1 día desde Madrid:

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

19 comentarios sobre “Un día de excursión por las Cuevas del Águila, Arenas de San Pedro y La Adrada, en Ávila.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *