Tallin, se encuentra en Estonia y es la capital del país. Es una de las ciudades medievales mejor conservadas y más bonitas de toda Europa. Por ello atrae a miles de turistas cada día, además también es parada de numerosos cruceros y punto entre los circuitos por las Capitales Bálticas. Te mostramos qué tienes que ver en Tallin en un día en la ciudad medieval más bonita de Europa

Muchos de estos motivos son los que les han llevado a la Unesco nombrarla Patrimonio de la Humanidad, y es que motivos no le faltan.

¿Quieres saber qué ver en Tallin en un día, la ciudad medieval más bonita de Europa? Sigue leyendo que te lo contamos.

Vistas de Tallin desde uno de sus impresionantes miradores

El centro histórico de Tallin fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y es que uno de los cascos históricos medievales mejor conservados de Europa

En nuestro caso, también la incluimos en nuestro itinerario por las Capitales Bálticas junto con Copenhague, y es que no podíamos dejar fuera una joya de estas características.

Tallin, la ciudad medieval más bonita de Europa

Nosotros hemos llegado de madrugado, ya que nuestro vuelo salió a la 1 de la madrugada de Copenhague, haciendo que lleguemos relativamente tarde a Tallin. Tuvimos que coger un taxi, que por el módico precio de 6€,  dejó en la puerta de nuestra hotel donde hemos podido descansar unas  (escasas) horas.

Murallas de Tallin

Dónde alojarse en Tallin

Tallin es una ciudad de tamaño mas o menos reducido y que podemos ver fácilmente en un día. Si vienes de crucero, tu tiempo será suficiente para conocer esta pequeña maravilla medieval, aunque estamos seguros que te vas a quedar con ganas de hacer noche.

Si es el caso, te recomendamos hacer esta visita guiada para cruceros.  Si como nosotros te gusta descubrir la ciudad a tu aire, pero te encantan los Free tour, te recomendamos este. 

O si prefieres un tour privado sólo para ti y las personas con las que viajes, te recomendamos éste tour en español. ¡Opciones para todos los gustos!

Nosotros haremos dos noches aquí, y la verdad que tenemos que decir que después de la experiencia, fue todo un acierto.

Nuestro hotel, Theee Crowns Residents, se encuentra en pleno centro y aunque algo antiguado y que parece que ha perdido alguna estrella por el camino de las 4* que dice tener, es más que suficiente para nosotros.

Rincones bonitos de Tallin

Tenemos el desayuno incluido, así que no desaprovechamos la oportunidad.

Aquí empezaremos a ver la poca variedad que tiene la gastronomía no sólo letona, si no todos los países bálticos en general. Muchas gachas para desayunar y muchos platos a base de patata, plato fundamental como base de la gastronomía del lugar.

Aquí te dejamos para que puedas reservar tu hotel en la ciudad de Tallin

Booking.com

Parte de las murallas de Tallin. El encanto de la ciudad es recorrerlas

Qué ver en Tallin en un día en la ciudad medieval más bonita de Europa

A pesar de que nuestro vuelo llegó bastante tarde, madrugamos para poder ver las ciudad en condiciones y alas 9 de la mañana ya estamos recorriendo las calles del centro de la ciudad.

Vanalinn

Vanalinn se trata del casco histórico de Tallin. Es la joya medieval de Estonia, siendo el barrio más fascinante del país. al pasear por sus calles adoquinadas, uno cree adentrarse en el medievo del siglo XV.

Vanalinn, es el casco histórico de toda la ciudad

Conserva las antiguas casas de mercaderes, patios medievales y escaleras sinuosas que nos enseñan unas vistas magnificas. En cierta manera nos recuerda a Schnoor, el barrio más bonito de Bremen.

Calles encantadoras del centro de Tallin

Catedral de San Pedro y San Pablo

Esta catedral del año 1844 fue diseñada por el famoso arquitecto Carlo Rossi, que dejó su impronta en la silueta neoclásica de San Petersburgo. 

Es una de las principales iglesias católicas de Tallin.

Su agradable patio delantero resulta ideal para detenerte a coger fuerzas un rato.

Catedral de San Pablo y San Pedro en Tallin

Plaza del Ayuntamiento de Tallin (Raekoja plats)

Es el corazón de Tallin, su centro neurálgico. Ya en el siglo XI se empezó a acoger los mercados y en un lateral se alta el impresionante ayuntamiento gótico.

Raekoja plats, la plaza del mercado de Tallin, una de las más bonitas de Europa.

Los edificios que la rodean son de los siglos XV-XVII, y resulta muy fotogénica, ya sea de día, de noche, con sol o cubierta de nieve.

En Navidades se instala un árbol de Navidad, en recuerdo a la Hermandad de los Cabezas Negras, que pusieron aquí el primer árbol de Navidad del mundo expuesto en público (aunque Riga reclama que fueron ellos los primeros).

Ayuntamiento Tallin Raejoka Plats

Ayuntamiento gótico de Tallin

Se completó su construcción en 1404 y es el único ayuntamiento gótico del norte de Europa que se conserva.

Torre  del Ayuntamiento

Desde 1530, el viejo Tomás, símbolo y guardián de Tallin, custodia la ciudad desde la veleta del ayuntamiento, que brinda unas excelentes vistas tras subir sus 115 escalones.

Nosotros en esta ocasión no subimos, simplemente porque no sabíamos que podíamos subir. Sino para allá que habíamos subido.

Torre del Ayuntamiento de Tallin

Farmacia en activo más antigua de Europa, Raeapteek

La farmacia se encuentra en activo y podéis aprovechar a comprar algo que necesitéis para echar un vistazo. Nosotros entramos, pero nos daba un poco de vergüenza estar dando vueltas por allí sin comprar nada.

Raeapteek, se trata del edificio más antiguo de Tallin, pero además ha sido reconocido como la farmacia en activo más antigua de Europa.

La tienda pasó a manos de su tercer dueño en 1422, por lo que es más que evidente que su antigüedad se remonta a unas décadas mucho más allá.

Raeapteek, una de las farmacias en activo más antigua de Europa

Iglesia Luterana del Espiritu Santo (Pühavaimu kirik)

Lo que más destaca de esta iglesia es el reloj azul y dorado de la fachada de esta iglesia gótica de 1684 y considerado el más antiguo de Tallin.

Reloj astronómico de la Iglesia Luterana del Espíritu Santo
Iglesia del Espíritu Santo de Tallin

Casa del Gran Gremio de Tallin

Es el Museo de Historia de la ciudad, del año 1410 y ofrece unas interesantes exposiciones interactivas sobre la historia de la ciudad y por supuesto también se explica la historia del Gran Gremio.

Callejón de Santa Catalina

El callejón de Santa catalina es un bonito callejón donde se encuentra el Monasterio de Santa Catalina, que fue fundado por los monjes dominicos en 1246. En su momento tenía su propio hospital y cervecería. En 1524 unos turbados luteranos lo prendieron fuego  y languideció durante los 400 años posteriores.

El pasadizo de santa Catalina, de apenas dos metros de ancho, sobre los que se encuentran diferentes arcos del siglo XII, da acceso al precioso claustro de la iglesia.

Iglesia ortodoxa de San Nicolás

Construida en 1827 en el emplazamiento de una iglesia más antigua, era frecuentada por los comerciantes rusos de la calle Vene. Atesora un precioso iconostasio.

Iglesia ortodoxa de San Nicolás.

Catedral de Alejandro Nevski

La catedral fue construida entre 1894 y 1900, periodo en el que Estonia todavía pertenecía a Rusia.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y posee la cúpula más grandes de las catedrales rusas.

La Catedral de Alejandro Nevski, tiene las cúpulas más grandes de una catedral ortodoxa rusa

La catedral había sido considerada por los estonios como un monumento a la dominación rusa, por lo que las autoridades ordenaron su demolición en 1924; decisión que por fortuna nunca fue llevada a cabo. Una vez que Estonia recuperó su independencia de la Unión Soviética en 1991, la catedral fue restaurada.

Hoy es una de las Catedrales ortodoxas mejor conservadas. ​

Tuvimos la suerte de visitarla y creemos que fue uno de los motivos que pronto nos llevarán a conocer Rusia.

Interior de la Catedral Ortodoxa de Tallin
Catedral de Alejandro Nevski en Tallin

Paks Margareeta – Eesti Meremuuseum

Se trata de la Torre de la Fortaleza Margarita La Gorda, otra de las puertas de acceso a la amuralla ciudad antigua de Tallin.

Está puerta es la más cercana al mar y por ello fue construida para defender la ciudad desde el mar y además impresionar a todos los visitantes que llegan a la ciudad a través del puerto.

Fue construida entre 1511 y 1530. Tiene un diámetro de 25 metros, una altura de unos 20 metros y paredes de hasta 5 metros de espesor.

No se sabe bien el origen de su nombre, unos dicen que es por uno de sus cañones más grandes que tenía y otros, porque  allí trabajaba una cocinera con este nombre, lo que si es claro, es que esta torre ha tenido diversas funciones a o largo de la historia como almacén de pólvora y armas y como prisión.

Torre de la fortaleza de Margarita la Gorda

Torre Gorda Margarita Paks Margareeta – Eesti Meremuuseum

Las murallas de la ciudad vieja de Tallin , que fueron construidas entre los siglos XIII y XVI  tenían una extensión de más de 2,4 kilómetros y dentro de los cuales se llegaban a encontrar 464 torres de vigilancia. En l actualidad se conservan 1,9 kilómetros de murallas y una veintena de torres, dando lugar a la ciudad medieval mejor conservada de toda Europa.

La torre más conocida es la de la torre Gorda Margarita, que se encuentra junto a la puerta Rannuvärav, la más cercana al puerto y desde la que accederás si llegas en crucero.

Hoy en día conserva el museo marítimo de Estonia.

Torre Gorda Margarita, una de las puertas de entrada a Tallin

Castillo de Toompea

Vistas de Tallin desde el mirador del Castillo de Toompea

El Castillo de Tommpea se alza en lo alto de una colina de piedra caliza, en la parte central de Tallin. El nombre de dicha colina fue uno de los nombres de Tallin durante los tiempos de la Estonia danesa, en los siglos XIII y XIV.

Vistas de los tejados de Tallin desde Toompea

Desde aquí tenemos una de las mejores vistas de la ciudad de Tallin, donde vemos toda la parte baja de la ciudad

Vistas desde Toompea de la Catedral Ortodoxa Alexander Nevski

Mirador Patkuli

Otro mirador que no te puedes perder en tu visita por Tallin es el mirador Patkuli, que además se encuentra muy cerca del anterior.

Las vistas desde aquí también son impresionantes y prácticamente se ve todo Tallin. Incluso se aprecian los edificios financieros de la zona más moderna.

Vistas desde el mirado de Patkuli, en Tallin
Vistas desde el mirado de Patkuli, en Tallin
Vistas desde el mirado de Patkuli, en Tallin

Mirador de Kohtuotsa

Otro mirador es de Kohtuorsa, con unas vistas algo peores que los anteriores, pero impresionantes. Con menos altura, se aprecian de mayor manera los tejados rojizos de la ciudad.

Vistas de Tallin desde el Mirador de Kohtuotsa

Nosotros somos unos locos de los miradores y no podemos dejar pasar la oportunidad de visitar todos los que se ponen a nuestro paso o incluso los buscamos a propósito. Si tuviéramos que elegir, este sería el menos impresionante.  Aunque nosotros elegimos “visitar todos”.

Mirador de Kohtuotsa

Placa conmemorativa independencia Estonia, Letonia y Lituania

Se conoce como Cadena Báltica al evento que tuvo lugar a las siete de la tarde, hora local Del 23 de agosto de 1989, cuando más de un millón y medio de personas se tomaron de las manos para formar una cadena humana de más de 600 kilómetros de longitud, cruzando las tres repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania), y pasando por sus tres capitales (Tallin, Riga y Vilna, respectivamente).

La manifestación se organizó con el fin de intentar llamar la atención de la opinión publica sobre el destino común que habían sufrido las tres repúblicas. Se solicitaba directamente la retirada de las fuerzas de ocupación soviéticas.

La cadena humana simbolizó la solidaridad entre los tres países por la lucha de una autonomía e independencia. Fue de gran ayuda para ayudar a establecerse a las “tres republicas hermanas” y promoción la colaboración entre ambas.

El 9 de noviembre de 1989 cayó el Muro de Berlín. En diciembre del mismo año, se firmó una declaración condenando el pacto Mólotov-Ribbentrop. Unos meses después, Lituania se convirtió en el primer estado soviético en declarar su independencia, el 11 de marzo de 1990. Solo dos años después de la protesta, la independencia de los tres Estados Bálticos ya había sido reconocida por muchos países occidentales.

La Cadena Báltica está reconocida por el Libro Guinness de los Récords como la cadena humana más larga que se ha organizado nunca. El libro de los récords lituano la recoge también como el atasco de tráfico más largo: durante un par de horas, 100 kilómetros de la autopista Vilna-Kaunas permanecieron atascados.

En la zona de Toompea encontramos una placa conmemorativa que recuerda este hecho histórico.

Placa conmemorativa de la independencia de Estonia, Letonia y Lituania.

Catedral Luterana de Santa María

Anteriormente era iglesia católica.

se fundó antes de 1233, aunque gran parte de su fachada se completo en 1779.

En esta iglesia  se enterraba a la gente rica y con títulos nobiliarios

Catedral Luterana de Santa María

Pika jala väravatorn

Es conocida como la Puerta de la Pata Larga. Es otra de las puertas antiguas de acceso a la ciudad amurallada.

Desde luego, entres por la puertas que entres a Tallin, será imposible no sucumbir a sus encantos, que como ya te hemos contado, son muchos.

De bello tejado rojo, se erigió en el siglo XIV y fue diseñada para transportar carros de mercancías, caballos y jinetes.  Una de las pocas torres de planta cuadrada, irónicamente llamada ‘Torre de la Doncella’ por haber sido empleada como cárcel para prostitutas.

väravatorn, conocida como la torre de la Doncella, por ser prisión de las prostitutas

Calle Aida

Pintoresca calle Aida en pleno centro de Tallin

Pasear por Tallin es obligatorio, pero llegar a la Calle Aida es toda una obligación. Y no lo decimos nosotros, si no la cantidad de artistas que nos encontramos retratándola. Cuando hay tanos pintores con sus oleos y acuarelas ,será por algo ¿no? y si no mira la siguiente imagen.

Numerosos artistas retratan esta preciosa calle en Tallin

Plaza de la libertad

Esta gran plaza se usa para conciertos estivales, improvisados juegos de pelota y para retrasmitir un importante programa local, Eesti Otsib Superstaari.

Una Cruz de Cristal su extremo occidental conmemora la Guerra de la Independencia.

En esta plaza nosotros aprovechamos a tomarnos un café y descansar un rato, viendo la vida pasar.

Plaza de la Libertad de Tallin

Calle Pikk ( o la calle de la Pierna Larga)

Las tres hermanas

En el número 71 de la calle Pikk se encuentran las conocidas como Tres Hermanas.

Se trata de tres casas de antiguos mercaderes que actualmente han sido reconvertidas en uno de los hoteles más exclusivos de la ciudad.

Calle Pick o calle de la pierna larga, Tallin

Iglesia de San Olaf

Lo que más llama la atención de la Iglesia de San Olaf, es su torre, que llegó a medir 159 metros y su tejado acabado en punta. Fue el edifico más alto del mundo de 1549 a 1625, hasta que un rayo que alcanzó su campanario. Actualmente tiene una altura de 124 metros.

La construcción de esta iglesia tiene su leyenda y es que los comerciantes de Tallin decidieron construir la iglesia más alta del mundo, para que pudiese ser divisada desde el mar, y así atraer a mayor numero de comerciantes y mercancías hasta Tallin.

No fue tarea fácil ya que ningún maestro de obras quería asumir tal construcción ya que había una leyenda que decía  que quién lograse acabar la iglesia, moriría irremediablemente.

Iglesia de San Olaf

Un día apareció un artesano que no tuvo problema en construir la iglesia a cambio de una musa inmensurable de dinero. Dinero que la ciudad no podía permitirse, pero el constructor les propuso un trato y debían averiguar su nombre antes de que el finalizara la construcción de la iglesia y en ese caso les perdonaría la deuda.

El pueblo se puso a investigar su nombre pero no lo consiguieron. Terminaron enviando un espía a su casa, y escucharon a su mujer cantar una canción de cuna a su bebé que decía así ” Duerme, mi bebé, duerme, Olaf llegará pronto a casa con el oro suficiente para comprar la luna”.

Por lo que dedujeron que ya tenían el nombre del constructor.

Todo el pueblo acudió a las inmediaciones de la iglesia y el artesano estaba finalizando la construcción, e iba a colocar la torre.

El pueblo empezó a gritarle “Olaf, Olaf, La torre está torcida” 

El pobre artesano al escuchar este nombre perdió el equilibrio y calló desde la torre de la iglesia. Una vez en el suelo, ya muerto, de su boca salieron una rana y una serpiente, símbolos de que para poder terminar esta construcción  Olaf había recurrido a la ayuda de los poderes oscuros.

Aún así decidieron poner su nombre a la iglesia y es el que conserva hoy en día.

Las murallas de la ciudad, Stadmauer

Bremen torn (Tallin)

En Tallin, las murallas se encuentran en tan buen estado de conservación que es posible recorrerlas, para poder gozar de las vistas de los tejados rojos de la ciudad.

Se encuentran en pie 9 torres de las antiguas, y se puede subir a tres de ellas.

Nunnatorn ja linnamüüri platvorm

Es una de las plataformas que podemos acceder para tener algunas vistas de la ciudad de Tallin y recorrer parte de su muralla. No te lo pierdas en tu visita por Tallin, porque es realmente increíble recorrerlas.

Hay alguna torre en la que se puede subir y entrar.

Plataformas de acceso a las murallas de Tallin

Hellemann Tower

La torre Hellemanan es del siglo XIV, usada como prisión y armería; en la actualidad alberga una galería de arte. Se encuentra en la parte oriental de la muralla, al norte de la puerta de Viru.

Hellemann Tower, una de las puertas de acceso a la ciudad

Plate Tower

Plate torn (siglo XV), de tres pisos, que servía en el pasado para controlar la entrada a Vannalinn desde la Suurtuki tänav.

Kiek in the Kök

La torre de Kiek in the Kök, es una de las torres más famosas de la ciudad. El nombre es de origen aleman y significa “Mirar en la cocina”: Parece ser que desde sus 45 metros de altitud se ven los tejados de las casas y muchas de las cocinas de las vivienda.

La torre debe su aspecto actual a la reforma que tuvo lugar a finales del siglo XVII, aunque fue construida entre 175 y 1481 como almacén de cañones y municiones.

Hoy en día es la sede del museo dedicado a la historia de Tallin.

Kiek in the Kök, la torre más famosa de Tallin

Mirador Iglesia San Olaf

Al lado de la iglesia San Olaf se encuentra uno de los mejores miradores de Tallin, donde tenemos unas vistas espectaculares de la parte alta de la ciudad e incluso de la parte financiera.

Mirador desde la Iglesia San Olaf
Vistas desde el mirador de la Iglesia San Olaf

Puerta de Viru

Dos torres del siglo XIV, dan nombre a otra de las entradas a la antigua ciudad medieval de Tallin. Era la entrada principal a la ciudad en lado Este. Hoy da lugar a la calle Viru, una animada calle comercial llena de tiendas y cafés.

En esta zona y junto a la puerta se encuentra una gran parte de la muralla, que es la zona donde mejor conservada se encuentra.

Esto es la zona de la parte antigua de Tallin. Ya te contamos que Tallin tiene mucho que ver, y es factible verlo todo en un día.

Si te sobra tiempo y no vienes en un crucero, como nosotros hicimos noche, por la tarde, cuando ya habíamos recorrido toda la ciudad y nos habíamos subido a cada torre y cada resquicio de muralla, nos alejamos del centro para conocer un Palacio, el Palacio de Kadriorg.

Palacio Kadriorg ( Kaidrioru Loss )

Palacio Kadriorg, un palacio de la época de Catalina en Tallin

En el parque más grande de Tallin se encuentra el Palacio Kadriorg (Kaidrioru Loss), el gran palacio que mandó construir el zar Pedro el Grande de Rusia, fundador de San Petersburgo, para su mujer Catalina tras la conquista de Estonia. El nombre del parque es una derivación  del idioma estonio del nombre de la zarina.

Palacio Kadriorg

Tras la muerte del zar Pedro en 1725 los trabajos de construcción del palacio avanzaron muy lentamente y no se terminó hasta las primeras décadas del siglo XX para terminar algunas de las salas del palacio.

El palacio es de estilo barroco decorado con una fachada de color rojizo y blanco. El edificio alberga el Museo de Arte Extranjero. Tras el edificio están los jardines del palacio con un estanque y en el otro extremo se encuentra la residencia del Presidente de la República.

Jardines del Palacio Kadriorg

El parque se encuentra a unos 3 km del centro histórico de Tallin. Para llegar allí, lo mejor es coger el tranvía nº3 y en unos 20 minutos llegas a la entrada al Parque.

Nosotros, como habíamos andado poco ese día, decidimos ir caminando. La verdad, el camino no es bonito y no merece la pena, pero ves la zona no turística de Tallin y pasar por las zonas donde viven los lugareños. Es algo más autentico, pero sin ningún interés, por lo que si no tienes mucho tiempo, mejor ir en tranvía.

También tenemos que decir que a pesar de lo bonito que es el Palacio de Kadriorg, no es muy visitado por los turistas, al menos a última hora del día como hicimos nosotros. Al estar fuera de los recorridos turísticos, creemos que la mayoría de la gente no suele llegar hasta aquí. Y es una pena, porque es una visita que merece mucho la pena si visitas Tallin, y se sale de los circuitos turísticos.

La paz y tranquilidad está garantizada en este lugar.

Si habéis estado en Rusia, tiene mucho parecido arquitectónicamente hablando, con los palacios zahoríes, como el Palacio de Peterhof de Catalina o el Palacio de Invierno de San Petersburgo

Y hasta aquí nuestra vista con los imprescindible que hay que ver en Tallin, y por algo es la ciudad medieval más bonita de Europa.

Tallin es tan bonita que incluso sus desagües son maravillas que no puedes dejar de mirar.

Desagües bonitos en Tallin

En definitiva Tallin es una ciudad absolutamente impresionable. Es una maravilla y hay que venir a visitarla.

Aunque parezca que hay muchas cosas que ver, que las hay, pero en realidad Tallin es muy compacta y es muy fácil recorrerla en un día, sobre todo si es verano.

Si te gusta disfrutarla con calma, te recomendamos quedarte al menos una noche, para que veas esa Tallin que cambia de cara, cuando se van todos los viajeros y puedes pasear sin rumbo y escuchar tus pasos en el empedrado.

Si de día te ha enamorado Tallin, de noche va a ser ya el colofón final

Dónde comer en Tallin

Nosotros probamos varios sitios en Tallin que no podemos dejar de recomendaros por aquí.

III Draakon

Draekon lo habían recomendado en el foto de los Viajeros, así que tuvimos que ir a probarlo.

Es una taberna clásica, con la decoración de la época medieval, donde su plato estrella es la costilla de tamaño inmenso.

Entrada a III Draakon
La costilla de Reno de III Draakon, ha caido. Tallin

No admiten reservas y hay que hacer cola para entrar, ya que siempre está a tope.

Merece mucho la pena probar la experiencia y no es nada caro.

Hay poca variedad en los platos, Costillas de reno, empanadillas y sopa.

Nosotros sopa no pedimos porque era Agosto y en ese momento no nos apetecía. Pero tanto la costilla como las empanadillas buenísimas.

De hecho después de probar las empanadillas, volvimos para comprar unas dulces de manzana y canela para llevar y nos las comimos en la plaza.

III Drakon, lugar mítico para comer en Tallin
Costilla de Reno en III Drakon

Kompressor

Otro sitio que probamos fue una crepería. La verdad que no teníamos muchas ganas de andar después de todo el día pateando y buscamos un sitio cerca del hotel.

No pudimos acertar mejor.

Una clásica crepería con unos crepes realmente riquísimos.

Pedimos 2 crepes y dos cervezas de medio litro cada una y pagamos  16,90€

Nos quedamos con ganas de probar uno dulce, pero ya fue demasiado.

Krompresso, crepería recomendable en Tallin

Raejoka Plats de noche

Cuando cae la noche, los turistas y cruceristas empiezan abandonar la coqueta Tallin, las calles se empiezan a vaciar… Ahora si, ha llegado el momento de ver otra Tallin completamente diferente, Tallin de noche.

Tallin de noche, preciosa más aún que de día.

El mejor lugar, la plaza de Raejoka, la plaza principal de Tallin y plaza del mercado. A estas horas está más bonita que nunca.

Es una delicia recorrerla con esta tranquilidad que se respira en estos momentos. Si algo merece la pena en Tallin es hacer noche y poder disfrutarla así.

No podemos imaginarnos cómo tiene que ser esta ciudad en Navidad con toda la decoración, las luces, sus Mercadillos Navideños, su vino caliente…..

Nosotros guardamos las cámaras y nos dedicamos a disfrutarla, pero su plaza principal, no podemos olvidarla y llevarnos este bonito recuerdo para siempre…

Nos vamos a dormir, que mañana cambiamos de país y vamos a  cruzar el Golfo de Finlandia……

Mapa con los lugares qué hay que ver en Tallin en un día

Roadtrip por las Capitales Bálticas con Copenhague y Helsinki:

*Recuerda* 
Este blog siempre será gratuito pero tenemos algunos enlaces de afiliados. 
Si vas a reservar, a ti no te costará más hacerlo a través de nuestros enlaces y a nosotros nos ayudas con el mantenimiento del blog. 
¡Gracias!
Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.