Continuamos con nuestra ruta y voy a vamos a descubrir algunos miradores más hasta llegar a Miranda do Douro, puerta de entrada a Portugal desde Zamora.

Mirador de la Peña del Cura

Hoy comenzamos con nuestra ruta y vamos a ver el Mirador de la Peña del Cura, muy cerquita de nuestro alojamiento de ayer en Fermoselle.

En este mirador no se aprecia muy bien el río Duero, pero si nos podemos hacer una idea de su extensión, pero desde el que podremos ver el olivar del Fenoyal, un extenso olivar que se extiende a lo largo de la Rivera del Duero.

Mirador de la Peña del Cura, Zamora

El Olivar del Fenoyal, plantado a mitad del siglo pasado, se repartió entre todos los vecinos del pueblo, los cuales plantaron varios olivos cada uno.

Hoy el olivar del Fenoyal es un autentico bosque isla en mitad de la ladera oriental del Fenoyal.

Vistas desde el Mirador de la Peña del Cura, Zamora

Aquí no hay mucho más que ver, así que nos dirigimos a la ermita de Nuestra Señora del Castillo, nuestra siguiente parada en este viaje por los Arribes del Duero, bueno en esta zona ya se les denomina Las Arribas.

Ermita de Nuestra Señora del Castillo

Para llegar a la Ermita de Nuestra señora del Castillo tenemos que llegar hasta lo alto de un cerro, muy cerca de la localidad zamorana de Fariza. No hay pérdida ya que está perfectamente señalizado en la carretera una vez que llegamos a Pereña. Debemos seguir las indicaciones hacia la Ermita de Nuestra Señora del Castillo o incluso también nos valdría con seguir las indicaciones del Camping, ya que se encuentra en el camino de acceso a la Ermita.

Ermita de nuestra Señora del Castillo, Salamanca

El origen de las peregrinaciones a esta ermita data del siglo XIV, durante el reinado de Alfonso XI de León, cuando se consiguió recuperar la talla de la Virgen que había sido escondida y enterrada durante la conquista musulmana.

Ermita de Nuestra Señora del Castillo, Salamanca

En nuestra visita la encontramos cerrada y no había ninguna indicación de cuando se podía visitar, por lo que nos quedamos con las ganas de visitarla por dentro, aunque hay pequeña ventana donde podemos ver cómo es por dentro.

Mirador de la Ermita de Nuestra Señora del Castillo

Mirador de la Ermita de Nuestra Señora del Castillo, Salamanca

Desde la Ermita, sale un pequeño sendero de piedras, no apto para personas con movilidad reducida o carritos de bebé, desde donde tenemos el Duero a unos 700 metros de altura de nuestros pies.

Vistas desde el mirador de la Ermita de Nuestra Señora del Castillo, Salamanca

La vista desde aquí es sobrecogedora y sin duda alguna es uno de los Miradores más bonitos de los Arribes del Duero y sin duda de toda la provincia de Zamora.

En el mirador de la ermita de Nuestra Señora del Castillo
En el mirador de la Ermita Nuestra Señora del Castillo, Salamanca

Unas vistas totalmente fabulosas del río Duero a su paso por esta localidad zamorana.

Sin ninguna duda, una de las mejores vistas que nos encontraremos en este recorrido por Los arribes del Duero.

Increíbles vistas desde el mirador de la Ermita de Nuestra Señora del Castillo, Salamanca

Puente de Requejo, ¿discípulo de Eiffel?

El Duero desde el puente de Requejo, Zamora

En puente de Requejo supuso una obra de ingeniería que conectaba las localidades zamoranas de Pino de Oro y Villapera. Antiguamente estas localidades sólo tenían conexión entre ellas a través de una barcaza de poleas, tirando de sogas de una orilla a otra.

Fue inaugurado en 1914, tras enormes dificultades técnicas.

Puente de Requejo en Zamora, ¿obra de un díscipulo de Eiffel?

En su época, el puente resultante fue el de mayor luz, 120 m, y el de mayor altura, 90 m sobre río, de toda España.

El diseño del puente fue proyectado por José Eugenio Ribera en 1897, quien cuestionó, para este proyecto, el estilo constructivo del Dios de las estructuras metálicas, Eiffel, basado en el arco completo, y optó por el arco rebajado, más barato. Aunque finalmente la obra costó 599.000 pesetas, casi el doble del presupuesto.

Maravilla arquitectónica, el puente de Requejo en Zamora

Erróneamente se vincula el Puente de Requejo con la escuela de Eiffel, aunque como hemos comentado, el diseño fue obra de José Eugenio Ribera. Aunque tiene en común con las obras del genial ingeniero francés el empleo del acero, la estructura del Puente de Requejo es más liviana que las obras proyectadas por Eiffel.

Puente de Requejo en Zamora

Mirador del puente de Requejo II

Un poquito más adelante se encuentra el Mirador del puente de Requejo II, donde tenemos unas preciosas vistas del puente, desde enfrente.

Nosotros no lo encontramos, y eso que cruzamos el puente un par de veces en cada sentido. De todas formas es una carretera muy estrecha, dónde apenas se puede parar, por lo que mucha precaución.

Mirador de las Barrancas (Fariza)

Llegamos a Fariza y aquí se encuentra otro de los miradores más impresionantes de los Arribes del Duero en Zamora. Se trata del mirado de las Barracas.

Mirador de las Barrancas en Fariza, Zamora

Llegamos a él tras un breve sendero de unos 300 metros aproximadamente.

Vistas desde el mirador de las Barrancas en Fariza, Zamora

Las vistas desde aquí son increíbles. Además es una buena zona para observar buitres, alimoches y otras especies depredadoras que sobrevuelan a un lado y al otro del río Duero.

Vistas del Duero desde el mirador de las Barracas, Fariza

También nos dimos una vuelta por el pueblo de Fariza, muy pequeñito pero que tiene su encanto.

Una vez que hemos visto todos los miradores que nos quedan de camino, ponemos rumbo a nuestra primera incursión portuguesa en este viaje, Miranda Do Douro.

Yo ya lo conozco, pero para Rafa será la primera vez.

¿Queréis saber lo que nos pasó cuando llegamos? os lo cuento en la próxima entrada…

Ruta de 13 días en coche, saliendo desde Madrid y recorriendo Salamanca, Galicia y una breve pincelada de Portugal.

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.