Bragança, una de las ciudades históricas de Portugal

Bragança es una pequeña ciudad portuguesa que se encuentra en el extremo noreste de Portugal, en la desconocida región de Trás-os-Montes. 

Se encuentra a únicamente a 19 kilómetros de Orense y es puerta de entrada a Zamora desde el país luso.

Bragança es una localidad de mucha belleza cuyo origen se remonta a la Edad de Bronce, dónde desfilaron suevos, visigodos y romanos. Aún hoy conserva ese aire medieval que tanto nos gusta. De hecho dicen que es una de las ciudades medievales mejor conservadas de todo Portugal.

La muralla  de Braganza está muy bien conservada y tiene un recorrido por 15 torres. Es recomendable subir a ella al atardecer y así poder tener las mejores vistas de Bragança. Además no hay excusa por que es gratuito.

Tras dejar Miranda do Douro atrás y para adentrarnos en Galicia, tenemos que seguir un poquito por Portugal, así que de camino nos queda Bragança una de las ciudades históricas más bonitas de Portugal, por lo que no dudamos en hacer un alto en el camino y poder ver si alguno de sus imprescindibles.

Qué ver en Bragança en un día.

Comenzamos nuestro recorrido en Bragança y vamos a ver los lugares que nos dio tiempo a visitar en un día.

Vila o Cidadela

Para comenzar a recorrer Bragança hay que cruzar sus murallas y adentrarse en la Vila o Cidadela, ya que dentro están los lugares más interesantes que ver en Bragança.

La ciudadela es la parte más antigua y bonita de Braganza. Las murallas datan de los siglos XIV-XV, con varias torres y puertas muy bonitas

La villa o Ciudadela, servía como refugio ante un asedio además de ser un punto estratégico desde donde dominar toda la ciudad. Se trata del tesoro más preciado de Bragança haciendo del lugar una de las ciudades medievales mejor conservadas de la Península Ibérica.

Praça da Sé (Plaza de la Catedral)

Siempre es un placer volver a Portugal y algo de lo más característico es visitar alguna de sus plazas centrales. Por lo que en este recorrido por Bragança comenzamos la ruta por la Praça da Sé, es decir la Plaza de la Catedral.

Una de las plazas más bonitas y originales plazas de Portugal por su simetría y originalidad y la plaza más característica e importante de Braganza donde se encuentra la Catedral.

Justo en frente de la catedral encontrarás un precioso crucero formado por una columna salomónica en piedra

Además en nuestra visita tuvimos la suerte de encontrar la Plaza decorada con banderines de colores, ya que debían ser fiestas.

Sé de Bragança

La Catedral es conocida como «Sé Velha» o catedral vieja y data del siglo XVI.

En sus orígenes no era una catedral sino un convento jesuita ya que por entonces la sede de la diócesis se encontraba establecida en Miranda do Douro, por lo que Bragança no tenía catedral. No fue hasta el siglo XVIII (1770) que este edificio comienza a ejercer funciones de catedral.

Praça Camões

Al lado de la Plaza de la Catedral, se encuentra la Praça de Camões. La Plaza lleva el nombre del poeta y escritor portugues, Luis de Camões, cuya obra más célebre es “Os Lusíadas”. En uno de los laterales de la plaza hay una placa conmemorativa.

Entre lo que podemos encontrar en la Praça Camões, se encuentran las antiguas ruinas del mercado.

Castelo de Bragança

Se trata de un precioso castillo medieval que fue mandado construir por el Rey Sancho, sobre el año 1188, con la intención de defender Portugal, ya que anteriormente la ciudad había sido conquistada por los musulmanes y se encontraba situada estratégicamente muy cerca de la frontera con Galicia.

El castillo está rodeado de murallas interiores, reforzadas con 7 semicírculos  además de las exteriores. Esto servía para que en caso de que el enemigo traspasase las murallas exteriores, sirviese de contención y no pudiesen acceder al castillo.

Torre del homenaje

El elemento principal del castillo es la Torre del homenaje.  Es una de las edificaciones medievales más impresionantes y mejor conservadas de Portugal.

Hoy la Torre del homenaje conserva en su interior el Museo Militar de Bragança.

La torre servía de residencia principal del señor y a veces también para guardar víveres.

Al ser más alta que el resto de las murallas podía aislarse del resto de la fortaleza, proporcionando un último refugio en caso de ataque del enemigo.

Estatua  D. Fernando, Duque de Bragança

En la entrada del castillo nos encontramos una estatua de homenaje a D.Fernando, que fue duqye de Bragança.

Museu Ibérico da Máscara e do Traje

En Bregança y sobre todo la zona de Tras-os-Montes, tiene gran importancia el carnaval, que es representando con máscaras y trajes tradicionales. El Museo Ibérico da Máscara e do Traje es un museo dedicado a la divulgación de las tradiciones relacionadas con las máscaras de Trás-os-Montes, en Portugal, y las mascaradas de la provincia de Zamora, en España. El museo está ubicado en una casa tradicional de la ciudad vieja de Braganza, en el interior del Castillo.

Aunque en mi opción se han venido un poco arriba con esta tradición. Intenté comprar un imán de unas estas máscaras (Me gusta comprar un imán característico de los lugares que visito), pero cobraban por el imán 7€. Más de lo que he pagado nunca en un lugar por un imán, incluso en Suiza. Así que muy tristemente allí se quedó. Una cosa es que compremos algún recuerdo y otra que por un trozo de escayola pague 7€.

Muralla

La ciudadela Medieval está rodeada por una impresionante muralla que llega a medir 600 metros, de gruesas paredes y además se encuentra reforzada en su interior con 15 torres. Los m uros tienen un ancho de 2 metros, lo que la hacen prácticamente infranqueable por el enemigo.

Consta además de 3 puertas de acceso, Puerta Villa, Puerta del Sol y Puerta de la Traición, además también tiene un pozo conocido como Pozo del Rey.

La muralla se encuentra en tan buen estado que es posible subir a ella y recorrer un tramo de muralla.

El acceso es gratuito y muy gratificante, ya que tenemos unas vistas espectaculares de todo el castillo.

Domus Municipalis

Este edificio cuadrado de estilo románico es único en su especie pues se trata de uno de los pocos ejemplos de monumentos románicos no religiosos de toda la península ibérica.

Se trata de una antigua cisterna de agua construida en el siglo XII. Pero no sólo servía para guardar el agua, sino que era el lugar habitual de reunión de los hombres del municipio, que se sentaban en sus bancadas de piedra para debatir y tomar decisiones.

Parece ser que a veces estas decisiones se atascaban y decían echar unas partidas a diferentes juegos. Puedes comprobar que esto es cierto buscando los diferentes juegos entre las columnas.

Las funciones del edifico fueron cambian y de hecho en el siglo XVI hacia las funciones de ayuntamiento de la ciudad.

Igreja de Santa María

Al lado de la domus Municipales se encuentra la Iglesia de Santa María. Una iglesia barroca que en su interior guarda una inusual imagen de María Magdalena y los frescos que decoraran el techo.

Lamentablemente ni pudimos entrar para comprobarlo.

Plaza de la Iglesia de San Vicente y Ayuntamiento

La Iglesia de San Vicente de estilo románico se levantó en el siglo XII de estilo manierista, es conocida por ser el escenario donde tuvo lugar la boda secreta entre Pedro I e Inés de Castro.

Esta trágica historia de amor, tuvo como protagonistas a Pedro, hijo del Rey Alfonso IV e Inés de Castro.

El Rey no aceptaba la relación entre Pedro e Inés y mandó asesinarla para que no puedan estar juntos. Cuando Pedro heredó el trono ordenó vestir el cadáver de su amada con las mejores ropas reales y ponerle la corona para que el pueblo portugués la rindiera homenaje tras lo cuál volvió a ser enterrada.

La Igleisa se encuentra en la plaza del ayuntamiento donde se encuentra un monolito monolito en memoria a los caídos en África y Francia.

Cerámica Portuguesa

No podemos olvidarnos de la tradicional cerámica portuguesa y sus murales, pues en Brangança también encontramos algunos hechos con este característico azulejo azul.

Street Art

No podemos olvidarnos del street art, tan de moda ultimante en las calles de Bragança, pues Bragança se perfila como una de las ciudades con más “street art” del norte de Portugal. 

Son numerosos los murales que podamos encontrarnos, entre ellos uno del famoso Bordalo (No tenemos foto)

Callejear

Esto os lo decimos siempre, y es que creemos que es el mayor encanto que tiene cualquier lugar que visitamos. Callejear, callejear y callejear. Cuando hemos visto todos los puntos importantes de un lugar hay que guardar el mapa en los bolsillos y callejear y dejarte llevar sin rumbo fijo, porque es el momento en el que descubres rincones preciosos que no aparecen en ninguna guía.

Bragança, como todo Portugal tiene calles o lugares que son decadentes totalmente, pero que conservan esa magia que nos cautiva y nos atrapa, como las viejas ciudades de Lisboa u Oporto. Aquí también encontramos algunos edificios en ruinas a los que no podemos evitar echar el ojo y alguna que otra foto.

En nuestros viajes siempre hacemos esto y hasta ahora no nos ha fallado.

Mapa con los lugares qué ver en Bragança en un día

Ruta de 13 días en coche, saliendo desde Madrid y recorriendo Salamanca, Galicia y una breve pincelada de Portugal.

*Recuerda* 
Este blog siempre será gratuito pero tenemos algunos enlaces de afiliados. 
Si vas a reservar, a ti no te costará más hacerlo a través de nuestros enlaces y a nosotros nos 
ayudas con el mantenimiento del blog. 
¡muchas gracias!
Aquí te dejamos una selección de planes para hacer en el Norte de Portugal
Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.