Dia 6 Moscú. Los siete cojones de Stalin

Amanecemos por primera vez en el hotel Izmalovo Beta.

Tenemos el desayuno incluido y es buffet, aunque hay mucha comida rusa que a estas horas de la mañana no nos apetece demasiado, como pepinillos en vinagre, por ejemplo.

Pero ¡oh! Tenemos a un hombre que nos hace tortitas en el momento. Esto será nuestra perdición cada mañana, además de los numerosos platos que podemos encontrar. Como podéis imaginar, saldremos rodando cada día del hotel……

Comenzamos, ahora sí, nuestro nuevo día en Moscú y nos dirigimos a la calle Arbat, la calle comercial más famosa de Moscú. Para ello nos dirigimos al metro más cercano de nuestro hotel que lo tenemos a menos de 5 minutos caminando, Metro Partizanskaya.

Como siempre eficiente, rápido e impresionante el metro de Moscú hace que tardemos apenas  unos minutos y llegamos a la estación de Arbatskaya donde vamos caminando un poco hasta la calle más famosa de Moscú, la Calle Arbat.

Estación Zaryadye, que da acceso a la calle ARbat, la calle comercial más importante de Moscú.
Estación Zaryadye, que da acceso a la calle ARbat, la calle comercial más importante de Moscú.

Nos impresiona la Iglesia de St Simeon, con sus cúpulas verdes.

Aquí en Moscú todas las iglesias, por muy sencillas y poco importantes que sean, son impresionantes.

Comenzamos a recorrer esta calle, aunque por poco tiempo, porque claro, al ser la calle más comercial está llena de tiendas y lo que ocurre es lo que os imagináis. 

Todos a ver lo que venden para comprar sus recuerdos del viaje. Y claro hay que comprobar en varias tiendas los mismos precios.

Entramos en una especie de centro comercial donde venden absolutamente de todo. Una de las integrantes del grupo se compra un visón, a un precio mucho más bajo que en España.

Con deciros que venden de todo, es verdad.

Nos encontramos hasta réplicas de fusiles de guerra, tipo Kalasnikov

La Calle y el Barrio de Arbat es lugar de cultura, de arte, de música. a su alrededor se encuentran los principales museos y galerías de arte y eso también se nota en sus calles.

En nuestro recorrido encontramos numerosos murales de Street Art que tanto nos gustan, aunque en esta ciudad tiene más carácter reivindicativo y conmemorativo que decorativo. Muchos murales de generales entendemos que de la Segunda Guerra Mundial (La Gran Guerra Patria según los rusos) y personajes importantes de la historia rusa, pero que como está todo en Ruso, no somos capaces de comprender.

Aunque no lo vamos a negar, también encontramos otros que nos gustan más.

No se cuántas horas pasamos en esta calle, para nuestro gusto son demasiadas ya que querríamos aprovechar el tiempo para ver cosas, que para eso estamos en Rusia, pero bueno, ya sabéis.

Nosotros nos dedicamos a investigar un poco los alrededores de la calle Arbat

Descubrimos que desde uno de los balcones hay una chica cantando. Resulta que hay algún tipo de festival estos días y se puede escuchar música en directo en varias localizaciones. Estamos un rato escuchándola porque canta de maravilla.

Moscu.Calle Arbat
Arte callejero en la calle Arbat, Moscú.

Una vez que todos están satisfechos con sus compras continuamos con el paseo y queremos ver cerca los rascacielos de Stalin.

También es conocido por las Siete hermanas aunque la guía nos dijo nos contó otro nombre y «son los Siete cojones de Stalin».

Recibe este nombre porque Stalin quería construir los rascacielos más altos del mundo. Le dijeron que ese proyecto era inviable porque las dimensiones que planteaban eran imposibles de alcanzar en la época así que construyó siete rascacielos que si se juntaran en altura, sería el edifico más alto del mundo. Así que «por los cojones de Stanlinn» se construyeron estos mastodónticos edificios que hoy albergan dos Ministerios, una universidad, dos hoteles y dos edificios de viviendas.

Moscu. Las siete hermanas de Stanlin.
Un imprescindible de Moscú son las siete hermanas de Stanlin.

Los edificios fueron levantados en  Moscú entre los año 40 y 50, para conmemorar el VIII centenario de la ciudad en 1947. Están construidos en estilo barroco y gótico ruso con mezcla de neoclásico y ciertas influencia de los rascacielos de New York. 

El edifico más alto mide 198 metros, que es el Hotel Ucrania, aunque la universidad llega a medir 240 metros con la antena, la altura real es de 187 metros.

Moscu.Las siete hermanas de Stanlin.
Un imprescindible de Moscú son las siete hermanas de Stanlin.

Yo llevo anotado que en el Hotel Ucrania hay uno de los mejores miradores de Moscú, pero como podréis adivinar a mis acompañantes no les interesa. Siempre que puedo me gusta subir a lo alto de las ciudades para verlas desde arriba. Es algo que me fascina. ¿Por qué me embarqué en un viaje con 10 personas? Es algo que me pregunto cada día en este viaje y no queda otra más que resignarse, porque claro lo que toca ahora es reponer fuerzas que ya llevan muchos kilómetros andados (Unos dos kilómetros y medio ;-))

Pero antes de sentarnos en una bonita terraza tenemos que cruzar este impresionante paso de cebra septuple. ¿Y nos preguntamos para quien? En la zona que nos encontramos ahora mismo, apenas pasan coches y con peatones tampoco nos encontramos muchos.

Moscu. Paso de cebra
Un paso de cebra de siete pasos.

Llegamos una terraza muy bonita, El Café Anderson,  y como está vacía decidimos llenarla con nuestra presencia. Una vez nos miran asombrados cuando ven que somos 10. 😉

Al menos las cervezas aquí son ricas y baratas. Pero ya sabéis que la parada técnica para el vaciado de vejigas, supone medio litro de cerveza para estos cuerpos, por lo que en breve volveremos a hacer otra parada técnica.

En este sitio pagamos las cervezas más caras del viaje, pero se estaba tan agustito en la terraza, que lo pagamos con gusto, 4.90€ por persona.

En el interior había un montón de dulces que tenían un pinta estupenda y un buen lugar para tomar un café o merendar. Yo me quedé con las ganas.

Continuamos con el paseo y llegamos al Bulevar Gogolevsky. Un bulevar separado  por un parque lineal de lo más agradable para pasear. Nosotros lo recorremos entero.

En 1580 por orden del rey Fyodor Ivanovich, las avenidas estaban cortadas por grandes puertas, que daban acceso a la Ciudad Blanca. Las paredes fueron demolidas por orden de Catalina II. En el lugar de las paredes se plantaron árboles y en 1796 se creó el prime bulevar.

Moscu.Bulevar Gogolevsky
Qué ver en Moscú, Bulevar Gogolevsky

Aquí nos damos cuenta, más aún, de la pobreza de la población mayor de Moscú. Vemos a muchísima gente mayor vendiendo en la calle. Aquí en concreto vemos a un hombre que estaría cerca de los 80 años, vendiendo «tesoros» de la guerra.

Me da mucha lástima verles tan mayores vendiendo cualquier cosa con la edad tan avanzada que tiene. Es una lástima. Y lamentablemente son muchos los que que nos encontramos. Y no se de qué maneras puedo ayudarles.

Con el corazón un poco más encogido llegamos al monumento del escritor Pamyatnil M.A.Sholokhovu.

Llegamos a la parte trasera del Kremlin, donde termino ayer el tour gratuito, aunque ahora nos encontramos completamente al otro lado.

Qué ver en Moscú. Bulevar GogolevskyDesde cualquier parte nos resulta increíble y eso que estamos fuera. ¿Como debe ser visitarlo por dentro? Pues ya os adelanto que nos quedaremos con las ganas 😉

Moscu. El Kremlin.
Qué ver en Moscú, El Kremlin.

Nos llama la atención la cantidad de tulipanes que vemos por toda la ciudad. Nos da la sensación de estar en los países bajos, más que en Rusia. Es algo que vimos ayer, pero que hoy seguimos encontrándonos.

Uno de los problemas de viajar en Mayo a Rusia, es que todo está vallado, para el Gran Desfile. Lo que significa, que a veces puedes andar,, y andar, y andar…hasta encontrar un lugar para cruzar. En esas estamos para poder cruzar esta inmensa avenida, y de repente vemos un coche que está parado en la mitad de uno de los carriles, y no tiene luces de emergencia ni nada, y se escucha ni un solo pitido. ¿Os imagináis eso en Madrid?

Qué ver en Moscú, El Kremlin.
Qué ver en Moscú, El Kremlin.

Según nos acercamos vemos que el coche ha sufrido un accidente y está completamente destrozado en la parte delantera, pero no hay nadie en el vehículo ni en los alrededores. ¿Qué habrá pasado?

En este país ocurren cosas muy raras. ¿Se han dado un golpe y bajan del coche y lo dejan ahí abandonado? ¿No va a retirarlo una grúa

En fin, misterios de Rusia.

Continuamos buscando un paso de cebra por donde cruzar, y en esta zona no sólo no existen sino que además sólo hay en cada extremo de la avenida y además son subterráneos.

Así que nos vemos obligados a caminar por una zona que no queríamos y llegamos nuevamente a la zona del Kremlin, donde vemos este mural del General Marshal, O Mariscal de la federación Rusa, que es el rango militar más alto de rusia.

En Rusia en general y Moscú en particular, nos estamos dando cuenta que cuidan muchísimo las ciudades.

Moscu.
Qué ver en Moscú en 4 o 5 días.

Y la decoración que tienen es increíble, no sabemos si por las fechas de la celebración de la victoria de la II Guerra Mundial o mantienen esa decoración en cualquier época del año. ¿Cómo debe ser la decoración aquí en Navidad? seguramente espectacular, aunque las temperaturas no acompañen.

Ya que estamos decidimos ir a ver la Plaza Roja de nuevo, ya que la mayoría no la vio ayer más que los 5 minutos de rigor con la guía.

Pero ¡Sorpresa! la Plaza está cerrada porque están haciendo una especie de carreras, pero en las que sólo vemos un coche y una voz en la megafonía contando vueltas. así que suponemos que cuando termine la carrera la abrirá. ¡ay! pobres ilusos…

Moscu. Plaza Roja.
Qué ver en Moscú, Plaza roja y Kremlin.

Ya es hora de comer. Tenemos apuntando en nuestra lista un sitio para comer dentro de las Galerías GUM que es barato y comida típica rusa, Stolovaya 57. Es fácil de reconocer por las colas que tiene siempre.

Es un restaurante tipo Buffet (que no buffet libre, que os veo venir) donde tú eliges la comida que quieras tomar y al final de la barra, en función de lo que hayas cogido así pagas. Es un sitio muy barato, así que no te preocupes, pero por si acaso tiene la lista de pecios en la entrada.

Está bien sobre todo para probar la comida local y sobre todo porque no tienes ni que hablar, algo muy útil si no hablas el idioma, por que aquí da igual que hables inglés o no. Ellos no 😉

No te puedes ir de las galerías Gum sin probar sus riquísimos helados en la planta baja. Por poco más de 1€ tienes unos ricos helados.

Eso si, la señora simpática, simpática, lo que se dice no lo es.

Rafa se puso en la cola para pedir 3 helados (de 2 sabores diferentes) junto con nuestro amigo que habla Ruso. Una cola enorme, y cuando llega su turno, se pone tranquilamente a colocar mil carteles que tenía allí. Con una parsimonia que no os podéis imaginar, y cuando Rafa pide los dos tipos de helados (no hay más opciones), se los sirve y le dice algo en ruso que lógicamente no entendemos.

Cuando estamos todos juntos, nuestro amigo nos traduce y le ha venido a decir… «lárgate ya, pesado»

Nosotros no podemos parar de reír. Pero estos rusos son así. Aunque será otra anécdota de tantas en el viaje.

Una vez que hemos comido (demasiado), para bajarlo seguimos caminando hasta el Parque Zaryadye. Aunque nos encontramos de lleno con la Iglesia de Todos los Santos de Moscú.

Una impresionante iglesia de un color rojo llamativo.

El parque Zaryadye es de reciente construcción inaugurado en 2017 y que también es un museo al aire libre ya que representa las 4 zonas de Rusia, con sus diferentes climas y plantas.

Moscu. Parque Zaryady
Qué ver en Moscú, Parque Zaryady

También encontramos un pabellón donde se celebran conciertos y exposiciones y un puente que vuelve sobre si mismo y pasa por encima del río Moscova.

En cierta medida y salvando las distancias, la plataforma de metal y cristal nos recuerda al mirador de Las Setas de Sevilla.

Qué ver en Moscú, Parque Zaryady
Qué ver en Moscú, Parque Zaryady

También encontramos un pabellón donde se celebran conciertos y exposiciones y un puente que vuelve sobre si mismo y pasa por encima del río Moscova.

En cierta medida y salvando las distancias, la plataforma de metal y cristal nos recuerda al mirador de Las Setas de Sevilla.

Las mejores vistas de Moscú.
Las mejores vistas de Moscú.
Moscu. Parque Zaryady
Las mejores vistas de Moscú desde Parque Zaryady.

Desde aquí tenemos unas preciosas vistas delKremlinn, de la Catedral de San Basilio y también de la Catedral del Cristo Salvador

Las mejores vistas de Moscú desde Parque Zaryady.
Las mejores vistas de Moscú desde Parque Zaryady.
Las mejores vistas de Moscú
Parque Zaryady.

Llegamos a una pequeña iglesia judía y justo están dando misa. Queremos visitarla así que tenemos que entrar como lo hacen ellos. Por respecto. Aunque hay gente del grupo que no está dispuesta a ponerse el pañuelo en la cabeza para entrar. Todo es respetable.

Están dando la misa en griego y me resulta realmente curiosa. Es una especie de bautizo, misa todo en uno. Estamos un rato escuchando y sobre todo observando lo que es tan diferente para nosotros. No me siento turista, porque nadie nos mira ni nos hacen caso.

A rato alguien del grupo entra a buscarnos porque llevamos mucho tiempo, y la verdad es que no nos hemos dado cuenta, estábamos inmersos en la misa que nos ha resultado tan diferente y curiosa.

Street Art en Moscú
Mural en Moscú de Nikolái Miklujo-Maklái, explorador, etnologo, antropologo y biologo. Se pasó la vida viajando.

¿He dicho ya que los murales de esta ciudad me fascinan.

Seguimos paseando ya un poco sin rumbo y sin muchas ganas, porque el resto están reventados de tanto andar. Así que nos lo tomamos con calma.

Un iglesia cualquiera en Moscú
Cualquier Iglesia es bonita en Moscú

Lo bueno que sean días de medio fiesta, es que cortan las calles al tráfico y es una delicia pasear por ellas sin coches. El ambiente se nota festivo, pero tampoco hay demasiada gente por las calles.

Calles de Moscú vacías
Paseando por calles sin tráfico en Moscñu.

A mi izquierda se encuentra Detskiy Mir la tienda de juguetes más grande del mundo. Claro que eso no lo sabíamos en el momento de la visita, si no habríamos entrado a cotillear.

Aunque también hay juguetes para los niños grandes 😉

Juguetes para mayores
Reclamo en un escaparate de juguetes

Otra cosa que me llama mucho, muchísimo la atención de esta ciudad son los escaparates de las tiendas. Son increíbles. Nada que envidiar a los de Nueva York. 

Sino mirar estos escaparate de una librería.

Parques de Moscú
La ulimiancion en Moscñu es espectacular. ¿En Navidades cómo debe ser?

Creemos que la carrera ya ha debido de terminar. Aunque nos pasamos a media tarde y nuestra amiga nos dijo que estaban diciendo que iban por la vuelta ochenta y tantas. No sabemos cuantas vueltas duraría, pero estábamos seguros que a estas horas ya habría terminado.

La carrera había terminado, pero la Plaza Roja seguía cerrada a cal y canto.

Qué ver en Moscú, calle Niloskata
Qué ver en Moscú, calle Niloskata

Decidimos cenar por la zona en la calle Niloskata, que es la calle que sale de la Plaza Roja y cuya entrada está a las Galerías Gum.

Vimos un Teremok, el restaurante en el que comimos el primer día en San Petersburgo y decidimos entrar porque sabíamos que la comida nos gustaba y eran precios muy baratos.

Tras la cena cogimos el metro para llegar a nuestro hotel a descansar que parece que no pero ya vamos estando cansados.

Nuestro hotel en Moscú
Hotel Izmalovo Beta en Moscú

Guía de viaje. 8 días en Rusia por libre

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *