Avilés, la joya olvidada de Asturias

Qué ver y hacer en Avilés en un día.

Cuando nos planteamos un viaje por Asturias, nos surgen mil planes e ideas qué  hacer en Asturias, visitar la capital Oviedo es un imprescindible y conocer la preciosa Gijón seguro que están entre tus planes, y muchas veces, nos olvidamos de conocer la tercera ciudad más grande de esta provincia, Avilés. Lo que supone un gran error, y que para evitar que tú cometas ese error, te vamos a contar qué ver en Avilés en un día.

Qué ver en Avilés en un día
Yo haciendo amigos en Avilés

En nuestra opinión Avilés es uno de los pueblos más bonitos de Asturias y para que lo compruebes te contamos qué ver en Avilés

Avilés en un día

Casco antiguo

Entrar en Avilés es sumergirse de lleno en la edad Media y por ello te recomendamos que empieces a conocer esta ciudad por su casco antiguo. Fue declarado conjunto histórico artístico.

En el siglo XI, plena Edad Media, recibió de Alfonso VI un fuero que le supuso grandes beneficios sociales y económicos, lo que supuso que se fortificada la ciudad y se desarrollara una gran actividad comercial convirtiéndola en la segunda ciudad de Asturias.

Para algunos personas, el casco histórico de Avilés es uno de los más bonitas de Asturias.

Qué ver en Avilés en uno o dos días
Calle Galiana, una calle mítica en Avilés

El casco antiguo de Avilés fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1955 y,  tiene el curioso dato de ser la segunda ciudad con más soportales de España, después de Santiago de Compostela.

Calle Galiana y Hórreo de Carbayedo

La Calle Galiana es una de las más concurridas de Avilés. Es una calle peatonal con grandes balcones y casas de colores. Sin duda la calle más bonita de Avilés y por la que pasearás sin buscarla.

Construida en el siglo XVII y es popular porque se celebra en ella el tradicional Descenso de Galiana, una popular fiesta que se realiza durante el Antroxu (Carnaval)

Qué ver en Avilés en uno o dos días
Calle Galiana, una de las calles más conocidas y concurridas de Avilés

El Hórreo de Carbayedo es el que mejor está en el entramado urbano de los que existen en Asturias. Se encuentra situado en la plaza del Carbayedo  y es todo un símbolo de Avilés, apareciendo en numerosas fotografías y postales como representación de Avilés.

Barrio de Sabugo

El barrio de Sabugo es conocido como el barrio de los marineros y se sitúa en lo alto de un promontorio y al lado de la ría. Destaca la Calle Bances Candamo, una coqueta y fotogénica calle que hará las delicias de cualquier fotógrafo.

Qué ver en Avilés en uno o dos días
Barrio de Sabugo, uno de los barrios más bonitos de Avilés

Iglesia de Santo Tomás de Canterbury

Qué ver en Avilés en uno o dos días
Iglesia de Santo Tomás de Caterbury

Se le conoce popularmente como la catedral de Avilés. Se trata de una iglesia de carácter neogótico y medievalista. En su portada destacan dos esbeltas torres de aguja de 47 metros.

Una joya arquitectónica que no te puedes perder en tu visita a Avilés.

La Monstrua

Es una popular estatua que se encuentra en Avilés, en la calle Carreño Miranda, en el barrio marinero de Sabugo.

Se trata de una estatua de bronce realizada por el escultor Amado González Hevia “Favila”, que a su vez, está basada en uno de los cuadros realizados por el pintor de cámara avilesino Juan Carreño Miranda en el siglo XVII, que se encuentra expuesto en el Museo del Prado de Madrid.

Qué ver en Avilés en uno o dos días
«La Monstrua» es una representación de un cuadro de Juan Carreño de Miranda, que se encuentra en El Prado

La historia cuenta que cuando Eugenia tenía seis años, y debido a su aspecto monstruoso que tenía, sus padres decidieron que lo mejor sería presentarla al Rey Carlos II sabedores de lo aficionados que eran los Austrias a rodearse de enanos, bufones, tarados y todo tipo de seres raros.

El rey quedó muy impresionado con Eugenia y la hizo retratar, tanto vestida como desnuda, por Carreño, su pintor de cámara.

En las numerosas fiestas que se celebraban en Palacio, «La Monstrua» era motivo de entretenimiento de la corte junto a los enanos Macarelli, Michol, Nicolasito y otros bufones del Alcázar.

Mercado de Abastos

Si eres de los que disfrutas visitando los Mercados para ver la vida local, disfrutarás más aún ente en el Mercado de Avilés.

El Mercado de Avilés fue autorizado por los Reyes Católicos en 1492, a modo de compensación por el incendio sufrido en la ciudad en noviembre de 1478, y como compensación por éste, los Reyes compensaron con el Mercado libre de impuestos.

En el siglo XIX el mercado se trasladó a la Plaza Hermanos Orbón donde se sitúa actualmente. El Mercado tiene lugar en el interior del edificio, con grandes y vistosos balcones y miradores, hacia el exterior y hacia el interior, galerías de madera sostenidas por columnas de hierro adornadas con rejería.

Plaza de Camposagrado

La Plaza de Camposagrado destaca por el Palacio del mismo nombre de estilo barroco, con dos fachadas diferencias. La fachada que da al actual parque del muelle y la que da a la plaza de Camposagrado. La parte que daba a la ría se fusionó en su creación con la muralla defensiva de la ciudad lo que le confiere un carácter arquitectónico defensivo.

En su interior destaca la gran escalera central ya que el resto del edifico fue derribado para construir viviendas.

Museo de la Historia Urbana de Avilés

Un interesante museo que te cuenta la historia de Avilés cuando surgió hace más de 1000 años. El Museo de la historia Urbana de Avilés es otra de las cosas imprescindibles que ver en Avilés.

Nosotros no tuvimos tiempo de visitarlo, pero ya lo tenemos anotado para la próxima visita que hagamos a la ciudad.

Iglesia de San Antonio de Padua (Antiguos Padres Franciscanos)

qué ver en Avilés en un día
Iglesia de San Antonio de Padua en Avilés

Es el edifico de mayor antigüedad conservado en Avilés, del siglo XII y XIII. La fachada se encuentra bastante desgastado debido a la erosión del agua y el salitre, ya que en aquella época se encontraba al lado del puerto.

Plaza de España o El Parche

qué ver en Avilés en un día
Plaza de España o El Parche en Avilés

Lugar de reunión de los avilesinos no puede faltar está plaza, donde llegaremos de manera inevitable en nuestro recorrido por Avilés

El origen de la plaza de España está en el siglo XVII. En aquella época, la mayor parte de la villa, vivía protegida por la muralla medieval, pero las edificaciones en el interior del recinto amurallado habían llegado al límite como consecuencia del aumento de la población. Se hizo necesario construir fuera de la muralla, y tenía que ser hacia el sur, porque por el norte estaban las marismas y la mar. Así fue como nacieron la plaza de España con tres palacios, el municipal, Ferrera y García Pumarino o Llano Ponte; y dos calles: Galiana y Rivero.

Plaza Domingo Álvarez Acebal e Iglesia San Nicolás de Bari 

En esta plaza no podemos dejar de visitar el Colegio de San Nicolás de Bari y su bellísimo claustro medieval. Una autentica delicia para los sentidos.

Fuente de los caños de San Francisco

Qué ver en Avilés en un día
Fuente de los Caños de San Francisco
Situado entre el Palacio de Ferrara y la Iglesia de San Nicolás de Bari, se encuentra la fuente de los caños de san Francisco.
Una original fuente que llamará tu atención. La fuente es del siglo XVII y ha sido declara como conjunto Histórico artístico.
La fuente se creó para crear una nueva red de canalizaciones de agua que sustituía a los riachuelos que había por toda la ciudad, que carecían de toda medida higiénica. Se crearon una serie de fuentes para evitar la propagación de enfermedades. La Fuente de los caños de San Francisco fue la primera y es la única que se conserva.

Palacio de Valdecarzana

el Palacio de Valdecarzana, también es conocido como la casa de las Baragañas. Es un palacio de estilo gótico que se construyó entre los siglos XIV y XV, como vivienda habitual por un comerciante avilesino.

Qué ver en Avilés en uno o dos días
Palacio de Valdecarzana, Avilés

Parque de Ferrera

Como Hyde Park a Londres o Central Park a Nueva a York es el Parque de Ferrera a Avilés.

Es un parque de estilo inglés Durante siglos fue el terreno que los diferentes marqueses poseían para su disfrute en la parte trasera del Palacio de Ferrera.

Hoy en días es el parque porque el que pasear, descansar un rato o hacer preferido y el preferido de los avilenses.

Centro Niemeyer

El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, conocido habitualmente como Centro Niemeyer, es un centro cultural diseñado por el brasileño Óscar Niemeyer.

Contrasta con el casco antiguo de la villa y la tradicional imagen industrial de la zona gracias a sus líneas y color blanco. Se trata de una de las pocas obras de Niemeyer en Europa, quien realizó el diseño unos años después de recibir el Premio Príncipe de Asturias.

Arquitectura tradicional en la calle San Francisco

La calle de san Francisco, una de las más bonitas de Avilés, es un conjunto de edificios modernistas, un palacio y una fuente barroca.

Es la única calle avilesina que mantiene los soportales, que algunos datan del siglo XIII.

Dónde comer en Avilés

Tierra Astur

Posiblemente después del paseo por Avilés, como nos pasó a nosotros, te entre el hambre y decidas comer o picar algo en Avilés.

Nosotros descubrimos Tierra Astur un poco de casualidad. Buscábamos un sitio donde picar algo, pasamos por su puerta y decidimos entrar.

La primera impresión fue un sitio muy cuidado y pensamos que nos iban a clavar por una sidra y un pincho y además por encontrarse en pleno centro de Avilés.

Pero más allá de nuestra percepción inicial, el precio fue ridículo por unas sidras (comparado con los precios que tenemos en Madrid), un pincho de tortilla y un montadito de jamón y queso. No recuerdo el precio exactamente. Pero fue muy, muy barato. Después de este viaje descubrimos que Tierra Astur es una cadena y tiene diferentes locales en Asturias, así que elijas el que elijas será un acierto seguro.

Nos llamó la atención que había muchas cubas de sidra adaptadas como mesas para comer. Nos quedamos con las ganas de probar una, aunque nuestra primera vez comiendo en una cuba tendrá que esperar hasta Hamburgo

 

Tras el pincho dimos por finalizado el recorrido por Avilés. Te hemos mostrado lo que nosotros vimos y algunas cosas que nos faltaron.

¿Te animas a venir a conocer Avilés?

Porque creemos que te va a encantar

Si prefieres realizar una visita guiada por Avilés te proponemos las siguientes opciones:

Tras recorrer Avilés de punta a punta y de camino a nuestro siguiente punto de la ruta decidimos parar a ver una Quinta (Que ya sabéis que nos encantan como la Quinta del duque de Arco o la Quinta de los Molinos ambas en Madrid)

Palacio Quinta de Selgas

La Quinta de Selgas está formada por un palacio y una finca ajardinada. se encuentra situado en El Pito, en Cudillero. Se construyó entre 1880 y 1895 por iniciativa de los hermanos Ezequiel de Selgas Albuerne y Fortunato de Selgas.

La vivienda imita las mansiones francesas de la primera  época del  Neoclasicismo, reviviendo estilos habituales en la Europa del siglo XIX.

Los interiores de la mansión se han comparado con un museo por la calidad y cantidad de su mobiliario, enseres y piezas artísticas. Los salones y dormitorios recrean estilos diferentes estilos, mayormente franceses; desde el más sobrio de la época de Luis XIII en el recibidor, hasta el estilo Luis XVI en el Salón de Baile

Los jardines del Palacio, tuvieron en cuenta las modas de la época, dominadas por los modelos franceses e ingleses. Contaron con ayuda de Henri Rigoreau Jouvert, que se había formado en la escuela de jardinería de Versalles.

En nuestra visita, encontramos cerrada la mansión y no pudimos visitarla. Pero es una pena, porque es una maravilla y nos recuerda mucho a los Castillos y jardines que visitamos en el Valle del Loira.

Para conocer todos los detalles en el momento de tu visita puedes consultar en la página web oficial de la fundación.

Guía y preparativos qué ver en Asturias en 6 días:

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *