Otro año más, como ya llevamos varios años haciendo, (2017, 2018, 2019, 2020) en estos días nos gusta hacer un balance de los viajes y escapadas que hemos hecho este año. Aunque no hemos viajado mucho, porque la situación todavía sigue siendo de pandemia y buena parte del año hemos estado con limitaciones geográficas y las limitaciones personales que hemos tenido, hemos conseguido rascar un poco de allí y otro poco de allá. Y creemos que no nos ha quedado tan mal. Un año donde han destacado los viajes nacionales y mucha cultura incluso dentro de nuestra comunidad.

Si no te gustan este tipo de resúmenes te lo puedes saltar y pasar a la siguiente entrada 😉

Los primeros meses del año, como bien sabéis, hubo muchas restricciones geográficas y estuvimos muchos meses sin poder salir de nuestra comunidad autónoma. En algunas comunidades como las Castillas o Andalucía, lo teníais más fácil porque podíais hacer muchos kilómetros, pero en comunidades como Madrid, lo hemos tenido mucho más limitado. Pero no por ello nos hemos quedado en casa y hemos hecho lo que hemos podido que no ha sido poco.

Enero

Gran nevada en Madrid

En el mes de Enero, aunque no viajamos, nuestra ciudad se llenó de nieve. Recordareis a Filomena, ¿no? Pues pudimos disfrutar de la nieve con la nevada que cayó. Hacia muchos años que Madrid y otras ciudades cercanas no tenían una nevada de estas características.

Donde un parque cualquiera se convirtió en algún lugar del Polo Norte durante algunas horas (incluso días).

Al principio fue muy divertido, pero tantas días de nieve y la incomunicación que supuso y la cantidad de gente que se quedó incomunicada hizo que al final nos resultase algo pesada.

Aquí os contamos nuestra experiencia de esa nevada:

La Gran nevada de Madrid en Enero de 2021, nuestra experiencia

Febrero

Quinta de los Molinos

Una de las visitas habituales que solemos hacer en Madrid es visitar la Quinta de los Molinos donde siempre es un espectáculo ver los cerezos en flor.

Si no lo conoces aquí te dejamos un post que escribimos hace tiempo:

Explosión de color en la Quinta de los Molinos 

Marzo

Atalaya de Torrelodones

Llegó Marzo y la primavera en todo su esplendor, y como la primavera la sangre altera, nos fuimos de ruta por la montaña y descubrimos Atalaya de Torrelodones, si esa torre que se ve desde la autovía A-6 y decidimos visitarla de cerca.

Puente de la Alcanzorla

También nos acercamos a visitar un famoso puente que se ha puesto muy de moda últimamente en Instagram, se trata del Puente de la Alcanzorla, un precioso puente de la época califal, que aún se conserva en pie.

No hay nada como una escapada al campo para recargar pilas.

Ruta turística por los Jardines del Campo del Moro y Casa de Campo

En Marzo y para celebrar mi cumpleaños y a pesar que seguíamos encerrados sin poder salir de casa, aprovechamos a hacer una ruta turística por Madrid más desconocido.

Palacio Real desde el Campo del Moro

Visitamos el Campo del Moro y las preciosas vistas del Palacio Real desde este parque tan bonito  ( y poco conocido), y continuamos el paseo por Madrid Rio hasta llegar a la Casa de Campo y descubrir el precioso mirador del Huerto de la Partida.

Abril

Navalcarnero

En el mes de Abril nos escapamos cerquita de casa y fuimos a conocer Navalcarnero y sus famosos trampantojos.

También tiene una gran importancia vinícola aunque como fue algo improvisado, no pudimos visitar ninguna de sus bodegas, por encontrarse el aforo completo.

En estos tiempos de Covid, con restricciones sin podes salir de Madrid, es muy complicado improvisar un plan, porque todo está hasta arriba de gente. Así que nos queda pendiente visitar una de las bodegas de Navalcarnero.

Aquí os contamos nuestro recorrido y experiencia.

Otra vuelta de tuerca y seguimos descubriendo museos, alguno antiguos otros que no conocíamos.

Museo Arqueológico de Madrid

Visitamos el Museo arqueológico, que tras la última renovación no habíamos vuelto y es como hacer un largo viaje por España, sin salir de Madrid. Recordamos nuestros viajes por Córdoba, Sevilla o Granada. Nos apuntamos otros que no conocemos, como Teruel o Elche y otros en los que ponemos en la lista de viajes cercanos, como Segóbriga, que haríamos unos meses después.

Podemos ver de cerca una de las mayores obras del arte íbero, La Dama de Elche, cuyo estado de conservación es excelente.

Exposición de trenes de Chamartín

También nos acercamos a ver la Exposición de trenes de Chamartín, que hacía tiempo que le teníamos ganas y por fin conseguimos reservar una visita.

La exposición es de toda la historia del metro de Madrid desde que empezó a funcionar hasta ahora. Hacemos un recorrido por los diferentes convoys que se han usado desde  el inicio hasta nuestros tiempo, mientras el guía nos va contando las características de cada tren, acordes a la época en la que se encontraban en cada momento.

Una visita más que recomendable y a la que tendremos que volver cuando pase lo del Covid este dichoso, porque los trenes sólo se pueden visitar desde fuera, y en otros tiempos, se podría entrar en ellos.

Mayo

Jardín Botánico

Otra visita que no solemos perdonar, es visitar el Jardín botánico cuando se llena de preciosos tulipanes, una de mis flores favoritas.

Pero este año, no hemos calculado bien, y cuando llegamos ya no quedan tulipanes, sino sus restos…… pero si podemos ver una gran variedad de plantas y flores que nos alucina. Y este árbol un de los más grandes del mundo……..

Sweet Space Museum

Otro museo que no conocíamos y que tuvimos la oportunidad de visitar, el Sweet Space Museum. Un museo muy dulce en Madrid, donde lo pasamos como enanas, haciéndonos mil fotos.

Sweet Space Museum | Un museo muy dulce en Madrid

Jardines de los Palacios de la Finca Vista Alegre

Hace poco han rehabilitado otra de las Grandes fincas que se encuentran en Madrid, junto a la Quinta de los Molinos y la Quinta de Fuente del Berro, así que cuando vimos que abrían ésta, no dudamos en apuntarnos a las visitas que se empezaron a programar.

Aunque aún le queda mucho por rehabilitación, y aunque pensamos que inicialmente era una visita guiada, no fue así, y fue una visita por libre. Nos gustó mucho y volveremos más adelante para conocer más detalles sobre la misma.

Un remanso de paz donde sentarse a leer un buen libro. ¿Qué os parece el plan?

Junio

Granada

Llegó Junio y las ganas de escapar este año no pudimos contenerlas por más tiempo, y nos fuimos un fin de semana a re-descubrir Granada.

¿Qué decir de Granada? Es amor a primera vista. Nosotros ya habíamos estado hace años los dos pero por separado, y ahora volvíamos para volver a descubrir una ciudad que nos fascinó desde el primer momento.

Volvimos a la Alhambra y si algo bueno ha tenido la dichosa pandemia, es que visitar algunos lugares en soledad se han convertido en un autentico privilegio.

Madrugamos y fuimos de los primeros en entrar y eso tuvo premio. Sólo había una pareja de novios delante nuestro con su fotógrafo particular, por lo que pudimos hacer fotos con tranquilidad y dedicarlas todo el tiempo que quisimos. Un autentico lujo. Nos faltó el fotógrafo para nosotros solos, pero no se puede pedir tanto.

Nos dedicamos a callejear y descubrir otra Granada que no conocíamos. Y es que Granada es mucho más que la Alhambra, que no es poco.

Aunque visitamos mil miradores desde donde fotografiarla.

Nave de Motores del Metro de Madrid

Otro museo diferente que aprovechamos a visitar es la Nave de Motores del Metro de Madrid.

Una visita muy curiosa que no te puedes perder si buscas algo diferente en Madrid, dónde nos cuentan cómo funcionaban los trenes del metro en sus inicios y cómo generaban la energía necesaria para que funcionaran.

Nos gustó mucho la visita, y es algo diferente que no se ve todos los días.

Julio

En Julio llegaron las tan necesitadas vacaciones. Tras muchas vueltas y siempre terminar en el norte de España, decidimos que era hora de cambiar de rumbo y nos fuimos para el Sur.

Un poco de sur para no perder el norte.

Justo unos días antes del viaje, empezaron a abrir las citas de vacunación para la famosa vacuna e hicimos lo posible para que nos las pusieran antes de irnos, aún a riesgo de irnos de viaje y pasar mal viaje. Yo me la puse el día de antes, y Rafa el mismo día que salimos de viaje. Por suerte, no tuvimos reacción más allá del dolor del brazo.

El destino elegido fue Cádiz, lugar que yo tenía muchas ganas de conocer desde hace tiempo. Una ruta por lo mejor de Cádiz, la cual tengo pendiente hablaros en el blog.

Dijimos de hacer un viaje tranquilo y sin prisas, pero como siempre se nos fue de las manos. Si es que nos encanta hacer kilómetros y ver un montón de sitios. No podemos evitarlo y no podemos parar mucho tiempo en un sitio.

El primer día, decidimos hacer noche en Córdoba, concretamente en Almodóvar del Río, para ver su precioso castillo.

El día siguiente visitamos el Castillo, a 39º grados de temperatura y pusimos rumbo a Conil de la Frontera, donde teníamos nuestro campamento base para los próximos días.

No pudimos elegir mejor sitio para desconectar, que el Charco del sultán. Un lugar espectacular del que os haré un post específico, porque fue una maravilla.

Un recorrido por Cádiz donde descubrimos lo mejor de la provincia, donde visitamos Conil de la Frontera, Jerez de la Frontera, Puerto de Santa María, Vejer de la Frontera, Barbate, Parque Natural de Breña y Marismas de Barbate, Cádiz,  Baelo Claudia y Dunas Playa de Bolonia, Tarifa, Medina Sidonia, Arcos de la Frontera.

Las dos últimas noches cambiamos de campamento base y nos fuimos hacia la Sierra de Cádiz para adentrarnos en los pueblos blancos de Cádiz. El campamento base fue Grazalema.

Aprovechando que estábamos al lado, también hicimos una visita a Ronda, a la que teníamos muchísimas ganas. Y terminamos visitando Grazalema, Setenil de las Bodegas, Zahara de la Sierra y Olvera.

Una primera toma de contacto que nos ha encantado para regresar, eso si en otra época que no sea Julio.

En Olvera, ya llevábamos un par de días de ola de calor y fue insoportable estar a 41º que llegamos, así que decidimos coger las maletas y volvernos un día antes.

Paramos en Córdoba a comer y el termómetro marcaba 44º, así que nos volvimos corriendo al aire acondicionado del coche y llegamos a Madrid con algunos grados menos.

Agosto

En Agosto un día sin pensarlo mucho y aprovechando que no es de los días de más calor, cogimos el coche y nos plantamos en Segóbriga, donde se encuentra uno de los yacimientos romanos más importantes de la península ibérica.

Es la típica excursión que hemos hecho de pequeños con el colegio, pero habían pasado tantos años, que teníamos muchas ganas de volver. Hicimos bien, por que desconectamos de la rutina y cargamos pilas para lo que estaba por venir.

Yo me quedé con ganas de visitar el Monasterio de Uclés, que se encuentra muy cerca, pero en aquellos momentos y por la pandemia, se encontraba cerrado, así que ya tenemos excusa para volver.

Moralzarzal y subida al Cerro del telégrafo

Como en la escapada a Segóbriga andamos poco y nos quedamos con ganas de más, nos fuimos unos días después a hacer una pequeña ruta de senderismo en Moralzarzal, y subimos al Cerro del Telégrafo.

Una subida ligera donde nos llevó a unas impresionantes vistas de la Sierra madrileña.

Ruta por los Pirineos

Y los últimos días del viaje, comenzamos la segunda parte de las vacaciones. Como pasamos tanto calor en Cádiz, decidimos, una vez más, volver al norte, pero esta vez hacía Pirineos.

La zona elegida fue Huesca, ya que el motivo principal del viaje era hacer la Senda de los Cazadores para llegar a la Cascada de cola de Caballo en pleno corazón de Ordesa.

Tuvimos dos alojamientos pensando en centrarnos en la zona de Ordesa y en la zona de Panticosa, ya que nuestra intención era hacer varias rutas de senderismo. Pero a veces los planes hay que cambiarlos, y la única ruta que terminamos haciendo fue la Senda de los Cazadores, pero eso os lo contaré en su momento.

En Huesca, además de su provincia visitamos Castillo de Loarre, Sarvisé, Torla, ruta de los Cazadores y Cola de Caballo, Mirador de Janovas, Ainsa, Boltaña, Janovas, Fiscal, Broto, Cascada del Sorrosal, Bielsa y Jaca.

Torla, uno de los pueblos más bonitos del Pirineo, no podía faltar, así que le dedicamos un post completo.

Septiembre

En Septiembre continuábamos con el viaje por Pirineos, donde visitamos Bielsa, Jaca, San  Juan de la Peña, Canfranc, Candanchu e incluso cruzamos la frontera a la cercana Francia y visitamos Borce, Etsaut. Qué ilusión cruzar frontera aunque sea aquí al lado 😉

Pedraza y el chorro de Navafría

Como las vacaciones se terminaron antes de lo previsto (cosas de ir con más gente), aprovechamos el último día de vacaciones para ir a Pedraza, una de las villas más bonitas de Segovia  y el chorro de Navafría

Palacio de Santoña y exposición BIBI

Tras la vuelta a la rutina, y sin poder quedarnos quietos mucho tiempo buscamos planes alternativos y vemos que hay una exposición en Madrid que se lleva a cabo en un antiguo palacio barroco, que normalmente no se puede visitar.

¿Creéis que nos lo pensamos mucho? Efectivamente, para allá que nos fuimos, y es que no todos los días tienes la oportunidad de visitar un Palacio Barroco y además de manera gratuita.

Palacio de Santoña, lujo barroco en el centro de Madrid

Octubre

Templo de Debod y Terraza Hotel Riu

Una visita de familiares nos llevan de nuevo a la terraza del Hotel Riu en Madrid. Unas vistas de 360º de toda la ciudad que merecen muchísimo la pena y un final de día, en nuestro lugar preferido de Madrid, el Templo de Debod.

Puy Du Fu

En Octubre, pudimos por fin canjear mi regalo de cumpleaños. Fueron entradas para ir a Puy du Fu, el parque temático que se encuentra e Toledo y es todo un espectáculo.

Tanto los espectáculos de día, como el de noche, el Sueño de Toledo, son totalmente recomendables.

Tengo pendiente hablaros de ello en el blog, pero os aseguro que merece muchísimo la pena.

Alquezar, Basbastro y Calatayud

En el puente de Noviembre y debido a que me habían tocado en un sorteo dos noches de alojamiento en Alquezar, y que además, lo tuvimos que cancelar en el viaje de Agosto, decidimos ir en esta fecha.

Por circunstancias personales, nos tuvimos que tomar con calma el viaje y lo disfrutamos mucho.

Alquezar es uno de los pueblos más bonitos de Huesca y no le faltan motivos, pero además, hay un recorrido sobre pasarelas sobre e río Vero. Se trata de la ruta de las pasarelas de Alquezar.  Una maravilla del hombre donde podemos caminar sobre el río, viendo el espectacular desfiladero que se ha formado entre las dos paredes.

También visitamos Barbastro y Calatayud, a la vuelta del viaje y la verdad que nos decepcionó bastante este último.

Noviembre

Paseo otoñal por el Retiro

En noviembre otro de los clásicos que no perdonamos ningún año, es acercarnos al Parque del Retiro a ver los colores del Otoño.

Siempre intentamos hacer alguna espada en Otoño, por que nos encanta, pero este año no ha podido ser.

Diciembre

Y así, casi sin darnos cuentas, hemos llegado a diciembre, donde no hemos nada especial. Este año ni hemos ido a ver las luces al centro con lo que nos gusta. Pero seguro que en 2022 volvemos.

Despedimos este año 2021, que aunque no haya sido todo lo viajero que hubiésemos querido, no nos podemos quejar, porque hemos tachado muchos destinos que llevaban mucho tiempo en la lista de pendientes. Hemos descubierto otros y sobre todo, hemos conocido Mundo, que al fin y al cabo es lo que nos interesa.

Un año duro, como tantos otros y como muchos cambios. 2021 gracias por todo lo que nos has dado y lo que nos has enseñado. Siempre te tendremos un cariño especial, aunque el camino no ha sido fácil.

Esperamos que tengáis un bonito final de año 2021 y lo paséis lo mejor que podáis y el nuevo año os traiga cosas maravillosas, que estoy segura así será.

¡Feliz 2022!

 

 

 

 

 

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.