Cesis es Letonia y Letonia es Cesis. No se concibe un viaje de la una sin el otro. En pleno valle de Gauja y entre bosques milenarios.
Letras de Cesis, Letonia
Cesis está situada al norte del condado de Vidzeme, este pueblo es considerado como uno de los pueblos más bonitos de Letonia y es una parada obligatoria si te encuentras recorriendo Letonia, o como es nuestro caso, un recorrido por las Capitales Bálticas. Su precioso casco antiguo, con calles adoquinadas, sus llamativas casas de colores con fachadas restauradas y los tejados rojos, te transportan a la edad media nada más poner un pie en el lugar.
Casas típicas de Cesis, Letonia
Castillo de Cesis, es de origen templario y data del siglo XIII
La ciudad de Cesis nos trae de la Edad Media la historia de la sede de una Orden de Caballeros, los Hermanos Livonios de la Espada, que constituían el brazo templario y cruzado en las lejanas tierras bálticas, donde se fueron estableciendo los diferentes Maestres de la Orden del Temple desde el año 1209 hasta 1561.
Castillo y Maqueta del Castillo de Cesis, Letonia
Siguiendo las construcciones a imagen y semejanza de las fortificaciones que los Cruzados habían ido construyendo en Tierra Santa para luchar y protegerse del infiel, el castillo de Cēsis fue durante siglos la armadura más poderosa de Livonia. Por ello fue sometido a diferentes batallas por sus enemigos, como lo suecos primeros y después por los rusos en la Gran Guerra del Norte (primer tercio del S. XVIII) por la supremacía del poder de los países bálticos.
El castillo fue construido en 1214 por los Hermanos de la Espada. En 1237 fueron absorbidos por la Orden Teutónica y la fortaleza se convirtió en uno de sus principales bastiones.
Visitando el Castillo de Cesis, Letonia
En la actualidad permanece en pie el esqueleto de piedra roído de la Orden de Livonia, un castillo misterioso y algo tenebroso, que no podemos dejar de visitar y que seguramente sea una de las mejores cosas que hacer en Letonia.
Restos del Castillo de Cesis, Letonia
En nuestro viajes por las Capitales Bálticas, tuvimos la suerte de recorrer este castillo con la única luz de un candil, pero eso os lo cuento más adelante…..
Castillo medieval de Cesis, Letonia
A penas 90 kilómetros de la capital de Letonia, Riga, encontramos leyendas, misterios e historias de fantasmas en este coqueto pueblo, pero seguid leyendo, que ya os adelanto que no nos encontramos con ningún fantasma. ¿o quizá si? Os cuento qué ver en Cesis en un día, además de su Castillo medieval.
Ruinas del castillo medieval de Cesis, Letonia
Nosotros ya habíamos leído en otros blogs las recomendaciones de visitar este castillo, sobre todo porque no hay electricidad y se visita el mismo con la luz de un candil. Una experiencia única que sin duda, no podemos disfrutar de ella todos los días.
Visitando el Castillo de Cesis con un candil que se puede apagar en cualquier momento, Letonia
La verdad que era una de las paradas imprescindibles de nuestro viaje, así que tras visitar la ciudad que está dividida por dos países, Valga/Valka, pusimos rumbo a Cesis y aquí llegamos en apenas una hora y cuarto desde Valga/Valka.
Nada más llegar al pueblo nos da la bienvenida la majestuosa torre de la Iglesia de San Juan, del siglo XII. 
Iglesia de San Juan del Siglo XII

Castillo medieval de Cesis

Los orígenes tanto de Cesis como de su castillo están fuertemente ligados entre ellos, ya que alrededor de la muralla del castillo se fue construyendo la villa que le da nombre. En la época dorada, entre los siglos XIII y XV ambos gozaron de su mayor esplendor cuando Cesis era considerada la ciudad más importante de Letonia junto con Riga.  Hoy en día se mantiene el dicho que dice que Cesis es la población más letona de Letonia.

Ruinas del castillo de Cesis, Letonia

El declive de Cesis y sobre todo de su castillo llegó en en siglo XVI, con la Guerra de Letonia de 1577, quedando completamente destruido, evitando así caer en manos de Iván el Terrible.  Más adelante con el inicio de la Guerra del Norte de 1703, el castillo fue abandonado y dejó de ser la base de los fines militares que hasta entonces se habían llevado a cabo.

Recorriendo el castillo de Cesis, Letonia

Finalmente el gran incendio que asoló la zona en 1743, hizo que el castillo quedase completamente en ruinas y la villa de Cesis reducida a escombros.

Hoy en día sólo quedan las ruinas del castillo, lo que le da un halo medieval y un poco fantasmagórico. Afortunadamente podemos visitar una parte del castillo.

Lo mejor de visitar el Castillo de Cesis es que al poco tiempo de adentrarnos en esta fortaleza medio en ruinas, nos da un candil encendido para que podamos recorrer el castillo a nuestro antojo, ya que debido al estado en el que se encuentra, no tiene instalada luz eléctrica.

La verdad que el uso del candil es muy necesario, ya que hay zonas que están completamente a oscuras. Además le da mucho juego a la visita, porque no es algo que podamos hacer habitualmente.

En la parte alta de la torre los techos son abovedados y están decorados con algunas pinturas murales, que a pesar de su deterioro, se pueden observar perfectamente.

¿Te vienes a recorrer el Castillo de Cesis a la luz de un Candil?

Hoy en día es posible explorar una de las torres, el antiguo calabozo y los vestigios de otros espacios y eso es precisamente lo que vamos haciendo, hasta que no dejamos un recoveco sin visitar.

Bajamos al antiguo calabozo por unas escaleras de hierro forjado.

Bajando al calabozo del castillo de Cesis, Letonia
Bajando al calabozo del castillo de Cesis, Letonia.

Subimos a una de las torres, y siempre con nuestro candil. Hay que tener cuidado que no se apague, porque nos quedaríamos completamente a oscuras.

Subiendo a una de las torres del castillo de Cesis

Desde aquí tenemos unas vistas fabulosas del casco antiguo de Cesis y de otras dependencias del castillo, y sobre todo de todo Parque Nacional de Gauja.

Parte de las vistas del castillo de Cesis desde una de las torres

Visitando el castillo de Cesis a la luz de un candil

Otros lugares interesantes qué ver en Cesis

Una vez que hayas recorrido el castillo te recomendamos dar una vuelta por la villa de Cesis, ya que tiene más cosas interesantes que ver y no te llevará mucho tiempo.

El casco antiguo aún conserva el encanto de los tiempos medievales.

Iglesia de San Juan

Otro de los grandes reclamos de Cesis, después del castillo es la Iglesia de San Juan , del siglo XIII, es uno de los monumentos medievales más antiguos de Letonia.

Iglesia de San Juan de Cesis

Debido a que Cesis era la residencia de la Orden, Cesis se convirtió entonces en uno de los centros más importantes de los Estados Bálticos. También es donde yacen los restos de los últimos Maestros de la Orden Livona.

Hoy además de lugar de culto, también sirve como sala de conciertos y festivales.

Torre de la Iglesia de San Juan de Cesis

Parque del Castillo

El parque del castillo es un agradable parque que no podemos perdernos en nuestra visita a Cesis, ya que aquí encontramos unas vistas preciosas del Castillo además de encontrar otros lugares de interés como la Iglesia rusa o un monumento a Lenin.

Iglesia Ortodoxa rusa de la transfiguración

En el parque de Cesis nos encontramos una preciosa iglesia ortodoxa rusa, que lamentablemente está cerrada y no podemos visitar.

Fue construida en lo alto de una colina por los Von Sievers como cementerio familiar (muchos alemanes al servicio de Rusia se habían convertido en ortodoxos)

Pero parece que ha sido premonitorio, porque unos meses después visitaríamos Rusia

Iglesia rusa de Cesis
Hasta aquí nuestra visita a Cesis que creemos que merece mucho visitar esta pequeña pero interesante villa.
Nosotros continuamos en ruta, esta vez llegamos a dormir a Sigulda y mañana visitaremos su castillo y otras muchas cosas interesantes, pero eso ya es otra historia
Roadtrip por las Capitales Bálticas con Copenhague y Helsinki:
*Recuerda* 
Este blog siempre será gratuito pero tenemos algunos enlaces de afiliados. 
Si vas a reservar, a ti no te costará más hacerlo a través de nuestros enlaces y a nosotros nos ayudas con el mantenimiento del blog. 
¡Gracias!

 

 

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.