Speicherstadt, literalmente “ciudad de almacenes” es el antiguo barrio de almacenes de Hamburgo que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad junto con la Chilehaus. ¿Quieres saber porqué el Speicherstadt  se ha incluido dentro de la lista del Patrimonio de la humanidad de la Unesco? Sigue leyendo porque os lo voy a desvelar aquí y ahora….

El comité de la UNESCO, ha reconocido el destacado valor universal del distrito de oficinas y complejos de almacenamiento urbano y marítimo de Hamburgo desde principios del siglo XX.

Los edificios para almacenes portuarios  se fueron construyendo progresivamente desde 1885 hasta 1927 en los terrenos de un grupo de islas angostas del río Elba y, después de las destrucciones ocasionadas por la Segunda Guerra Mundial, se reconstruyeron parcialmente en el periodo 1949–1967

Está conformado por 17 edificaciones construidas con un marcado estilo gótico de ladrillo rojo, más de 300.000 m² son dedicadas a área de almacenamiento. Productos de alto valor tales como el café, el té, el cacao, las especias, el tabaco y, en las últimas décadas, las alfombras orientales, han estado resguardados en el interior del edificio.

Aunque el Speicherstadt es una de las atracciones turísticas más transitadas de la ciudad, esto no se lo debe solo a su belleza arquitectónica y su incalculable valor histórico. La zona acoge hoy en día algunos de los museos más famosos de Hamburgo como el Deutsches Zollmuseum (Museo Aduanero Alemán), el Hamburg Dungeon, el Museo del Café o el Museo de las Especias, Miniatur-Wunderland, entre otros.

Tras recorrer la preciosa Lübeck, que también es Patrimonio de la Humanidad, llegamos a Hamburgo relativamente pronto. A las 18:30 estamos llegando a la estación de trenes de Hamburgo HBF.

Queremos ir a ver el famoso Speicherstadt, que forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco y es la imagen por excelencia de Hamburgo que viene representada en todas las guías de viaje. Así que no podemos quedarnos sin verla.

Aunque hay metro cerca de donde queremos llegar, tenemos un paseo de unos 15 minutos y nosotros preferimos ir andando, porque así es la manera en la que se conoce realmente una ciudad.

Volvemos a pasar por la Chilehaus y desde esta perspectiva, si vemos la forma de buque que comentábamos ayer.

Continuamos por la rivera del canal Zolikanal y cruzamos por el puente Wandrahmsteg, que tiene unas bonitas vistas de Hamburgo.

Ya sabéis, si sois habituales del blog, que me encantan las fotografías nocturnas, aunque nunca llego trípode. En esta ocasión he mejorado mi equipo fotográfico, mucho más luminoso y puedo hacer fotos decentes a pulso o apoyando un poco la cámara en algún lugar.

Continuamos hasta el puente Bei. St.Annen y por fin llegamos a la zona tan conocida como Speicherstadt, que aunque se denomina así a todo el barrio, esta es la foto más famosa y la imagen de Hamburgo por excelencia. En el mapa, os pongo el punto exacto de cómo llegar (Poggenmühlen-Brücke).

Aquí estuvimos bastante tiempo haciendo fotos, porque no nos cansábamos de ver tan bonita imagen. Tengo que decir que el tiempo que estuvimos, que no fue poco, estuvimos completamente solo. No sabemos si porque era una tarde-noche fría de diciembre o porque los turistas sólo vienen en tours organizados por la mañana. El caso es que estuvimos solos disfrutando del silencio (y del frío y la humedad, todo sea dicho).

Desde el Neuerwegsbrücke, podéis ver la casa de cerca, aunque creemos que no merece la pena, porque ya no se ve con el encanto de los canales. Pero podéis acercaros.

Nosotros nos hemos quedado helados y es que aquí hay muchísima humedad, que cala hasta los huesos, así que decidimos irnos a una zona que no sea tan abierta.

Como si lo hubieran puesto para nosotros o quizá porque saben que aquí la gente se queda helada y necesitan algo caliente, hay un pequeño puesto, no se puede llamar mercadillo ciertamente, en el que venden glühwein (vino caliente) y otras bebidas y nosotros no nos lo pensamos dos veces, porque es lo mejor para entrar en calor.

Os lo dejo indicado en el mapa como «Wasserschloss Speicherstadt», que es un restaurante. Pero el puesto de vino caliente se encuentra justo enfrente.

He llegado a la determinación de no llevarme más tazas, ya que ya tengo unas pocas. Pero al ver la que nos ponen, no puedo evitarlo. Además nos dicen que sólo vale 1€. Y al pedirla de recuerdo, que devolvimos el resto, cambia la taza usada por una sin estrenar. Así que más que recomendable este sitio para llevarse una taza de recuerdo de Hamburgo.

Continuamos recorriendo los canales y haciendo un montón de fotos. Y es que de noche tiene un encanto especial.

Iglesia de Santa Catalina

De camino, nos encontramos con la Iglesia de Santa Catalina, una de las principales Iglesias luteranas de Hamburgo. La base de su chapitel, que data del siglo XIII,​ es el segundo edificio conservado más antiguo de la ciudad.

Como curiosidad, nos encontramos un puente con una «manta de piedra».

Alfombra Oriental de Piedra Roja” en el Puerto de Hamburgo

Fue creado por Frank Raendchen, en el verano de 2019, como una nueva obra de arte en Hafen city.

Recoge motivos y símbolos conocidos de las alfombras orientales y transfiere su significado al espacio público: la hospitalidad, la apertura, la vida natural con el arte e históricamente. La artesanía cultivada se transporta a la calle.

Llegamos hasta la Filármonica de Hamburgo, considerada una de las más grandes y acústicamente avanzadas salas de conciertos del mundo.​

Intentamos acceder, pero no tenemos muy claro cómo y subimos al hotel, pensando que desde ahí se accede al mirador. Pero no, hay una terraza con cristaleras, a la que no podemos acceder y pensamos que por la hora que es, ya no podemos visitar el mirador. (Mañana descubriremos que lo estábamos haciendo mal, así que os lo cuento en el post correspondiente).

Terminamos el paseo en Beatles Platz, para ver la estatua de los Beatles.

Hoy damos por finalizado el tour por Hamburgo, y nos quedamos en el apartamento a cenar, que ya pasando factura los días de viaje y es que tenemos una edad 😉

Mañana nos vamos a descubrir uno de los lugares que más tenemos ganas de conocer de todo el viaje, Bremen, origen de los trotamúsicos.

Guía de Hamburgo y Norte de Alemania

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *