Norte de Alemania, qué ver en Stade en un día

Qué ver en Stade en un día desde Hamburgo

Nuestro primer día completo en Hamburgo lo vamos a dedicar a hacer un par de excursiones que tenemos muchas ganas. La primera visita del día será Stade, un pequeño pueblo al Oeste de Hamburgo. Hoy vamos a conocer Stade y desde nuestra experiencia te contamos qué ver en Stade en un día y sin duda alguna es una de las visitas qué hacer desde Hamburgo.

Qué ver en Stade en un día
Antiguo puerto Alter Haven, que competía con Hamburgo por el puesto de mayor puerto de la zona.

Stade es el antiguo puerto de la liga hanseática. Su mayor periodo de esplendor fue entre los siglos XIII y XVII, época en la que se encontraba rivalizada con Hamburgo intentando posicionarse ambas, como el mayor puerto de la región y es una de las localidades más antiguas de Alemania.

En nuestra visita,  madrugamos en nuestro apartamento y tras un rico desayuno ponemos rumbo a la estación central de Hamburgo HBF (Hauptbahnhof), o lo que es lo mismo, la estación central de trenes, que la tenemos a 4 paradas de metro de nuestro alojamiento.

Billete de grupo (para 5 personas) a Stade, para todo el día 26,50€

Hemos consultado la app de NVV y el tren pasa cada hora aproximadamente.  Tardamos 50 minutos en llegar a Stade.

Stade en general no es muy grande y en media mañana o media tarde está visto. Nosotros en este viaje hemos decidido tomarnos con calma el destino, y además, queremos disfrutar de los Mercadillos Navideños, que para eso hemos venido.

Cuando llegamos, a las 10 y media de la mañana, más o menos, encontramos un pueblo fantasma completamente vacío y los Mercadillos cerrados.

Qué ver en Stade en un día

Pero no importa, porque lo que nos ha traído aquí es la maravilloso foto de su puerto, que es muy similar al que ya vimos en Copenhague. Cuando organizábamos el viaje, Stade nos  llamó la atención por el gran parecido que tiene con el Nyhavn de Copenhague, y aunque tienen cierto parecido, no es justo compararlos porque cada uno tiene su encanto.

Nada más pisar un pie en este pueblo, empezando por su estación, nos damos cuenta que este pueblo nos va a gustar mucho.

Y así es, empezamos a recorrer sus calles, y aunque vacías y carentes de vida, transmite una magia impresionante y da la sensación que te vas a encontrar en cualquier momento al flautista de Hamelin.

Los leones nos persiguen en nuestros viajes, Nos querrán decir algo? (Lucerna, Covadonga, Betanzos…. )

Qué ver en Stade en un día, según nuestra experiencia.

Pferdermarkt ( o plaza del caballo)

Seguramente comiences tu visita por la plaza Pferdemarkt, ya que es la plaza que da paso al casco histórico de Stade, conocido como Altsdt. Una preciosa plaza con unos bonitos edificios,  y supondrá un pequeño aperitivo de lo que nos vamos a encontrar.

Qué ver en Stade en un día.

Pferdermarkt en Navidad

Si como nosotros tienes la suerte de visitar esta zona en Navidad, no te puedes perder sus increíbles Mercadillos Navideños (Stader Weihnachtsmarkt, donde en esta plaza instalan uno de los dos que acoge la ciudad. El otro lo instalan en pleno Alter Haven, pero ahora te hablamos de él.

Qué ver en Stade en un día
Plaza Pferdermarkrkt en Navidad

Hökerstraße

Esta calle, que sin duda la recorreréis, es una de las calles principales de Stade y de las que más encanto tienen, pues aquí es donde se encuentran un montón de edificios preciosos del siglo XV y XVI.

Qué ver en Stade en un día
Hökerstraße, una de las calles más bonitas de Stade
Qué ver en Stade en un día
Hökerstraße, una de las calles más bonitas de Stade

Hökerhus (Altstad Café)

En Hökerstraße no podéis perderos este edificio, que aunque es un café, su fachada es impresionante y seguro que os roba el corazón.

Das Rathaus

El ayuntamiento de Stade se encuentra muy cerca del Alstad café. También es uno de los imprescindibles que ver en Stade en un día.

Uno de los edificios más antiguos de Stade es la casa consistorial que data 1667.

En nuestra visita acogía un mercadillo benéfico por Navidad.

Iglesia de San Cosme y San Damián

Destaca por su gran cúpula negra que es visible desde casi cualquier punto de la ciudad.

Iglesia de San Cosme y San Damian

En nuestra visita encontramos un mercadillo en su interior, imaginamos también con fines benéficos.

Alter Haven

Por fin llegamos a la parte más bonita de todo Stade y al lugar que nos ha traído hasta aquí, el Alter Haven o puerto viejo.

Este puerto fue el núcleo mercantil de la localidad. En la actualidad, con sus estrechos canales flanqueados por restauradas casas de mercaderes de los siglos XVII. Es todo un espectáculo para la vista y los sentidos, de entramado de ladrillo y vigas de madera.

Aquí podemos pasear por las bonitas calles de Hökerstrasse y Bäckerstrasse.

Holzkran

Es una antigua grúa que se utilizaba para descargar mercancía de los barcos del canal.

Se puede visitar su interior de manera gratuita, donde encontramos muestras de la historia del pueblo.

Fischmarkt

En realidad, el Fischmarkt, es toda la zona del puerto, y como su nombre indica es el lugar desde donde sales todos los barcos para pescar. Pero quiero destacar el otro Mercadillo de Navidad de Stade, que lo ponen aquí. Casetas de madera donde degustar rica comida o un delicioso vino caliente.

A nosotros nos empiezan a tentar, pues hace frío y está lloviendo. pero vamos a aguantar un poco más en tomarlo.

Recorremos todos los alrededores y seguimos maravillándonos con este lugar tan fotogénico (y a pesar de la lluvia, que ya empieza a ser muy molesta y abundante), continuamos recorriendo el Fischmarkt.

Aquí también encontramos a una pescadora como en Dublin. ¿Habrá alguna leyenda como en la de esta ciudad?

Stadhafen, el puerto nuevo de Stade

No es muy bonito, pero si histórico. Merece la pena una visita. Además está al lado de la oficina de turismo. Además puedes hacerte una idea de la importancia de Stade visitando el barco-museo Greundiek.

Bäckerstrasse

Bäckerstrasse es otra de sus calles más bonitas.

En general te invitamos a que te pierdas por Stade, porque aunque es pequeño, merece mucho la pena.

En nuestra visita, y ya que la lluvia arreciaba fuerte, decidimos volver hacia la estación.

Aunque vimos que los puestos Navideños ya estaban empezando a abrir, así que para entrar en calor, y viendo que los puestos eran cubiertos, nos tomamos un vino caliente. ¡Vaya vicio tenemos!

Pero no hay nada como un buen vino caliente, para entonar el cuerpo. Aquí los vinos fueron los más baratos del viaje, (4 vinos y 2 tazas, 13€)

Después del vino y regresando hacia Pferdermarkt, no pudimos resistirnos al olor a comida y terminamos pecando en otro puesto, unas ricas salchichas. Aunque aquí no supimos cómo pedir las típicas salchichas con pan, y nos las pusieron cortadas en plato. Aún así estaban muy ricas. Y de beber, unas ricas cervezas, tamaño alemán, es decir, jarra de medio litro. (En Rusia nos pasaba igual, 😉 )

Ahora si que si ponemos rumbo a la estación de trenes, para llegar al siguiente punto de la ruta.

Dónde comer en Stade

Ah! no….. otra parada en el camino.

Y es que nos hemos quedado un poco con hambre con las salchichas que pedimos, por lo que tenemos que volver a parar a tomar un café, y ya que estamos….. un rico dulce. ¡No tenemos remedio!

En nuestra defensa diré que habíamos mirado los horarios de los trenes y nuestro tren acaba de pasar, y el siguiente pasaba en una hora. Así que no nos quedó más remedio que quedarnos a hacer tiempo en una bonita cafetería.

El sitio elegido Bakery H. von Allwörden GmbH

Un sitio muy recomendable para merendar o comprar provisiones, ya que también vendían comida para llevar tipo sandwiches y bocadillos.

Y ya si que si, hemos visto todo lo que hay que ver en Stade en un día,  y volvemos a la estación.

Aprovechando que aún falta un poco para que llegue el tren, hacemos unas fotos de la estación, que nos ha parecido muy bonita y colorida. Y aquí al menos lo respetan y no están llenos de pintadas y graffitis como estaría en España.

Bonita y colorida la estación de tren de Stade
Qué ver en Stade en un día
Bonita y colorida la estación de tren de Stade

Continuamos con el recorrido del día y a mitad de camino, más o menos, decidimos parar en Buxtehude, el lugar donde nacen los cuentos en Alemania.

Pero eso os lo cuento en la próxima entrada…

Guía de Hamburgo y Norte de Alemania

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *