Letonia es uno de esos países en los que la mayoría de los viajeros tenemos un concepto poco claro de lo que tiene el país para ofrecernos. Eso claro, desde el desconocimiento puro y duro, porque una vez que te decides por este destino, y te pones a investigar un poco, te das cuenta que tiene mucho más que ofrecer de lo que pensábamos en un primer momento.
Palacio de Rundale uno de los palacios más impresionantes de Letonia

Esto es el caso, del Palacio de Rundale, un impresionante palacio Barroco que no te puedes perder en tu visita por Letonia y que es uno de los destinos turísticos más importantes de todo Letonia.
Palacio de Rundale uno de los palacios más impresionantes de Letonia
Continuando el recorrido por los Países Bálticos, visitamos el Palacio de Rundale, una visita imprescindible en Letonia. Un precioso palacio Barroco del siglo XVIII y uno de los palacios más impresionantes de Letonia.
Jardines del Palacio de Rundale, Letonia
Como podréis comprobar más adelante es una pequeña gran joya del arte barroco y rococó.
Vista principal Palacio de Rundale
En 1736, el arquitecto italiano Francesco Bartolomeo Rastrelli , tras demoler el castillo anterior que existía,  comenzó las obras del suntuoso palacio barroco de Rundale.
Esta fue una de las primeras obras de Rastrelli, que desarrolló la mayor parte de sus edificios en Rusia, donde construyó numerosos palacios, entre ellos el hermoso Palacio de Invierno de San Petersburgo.
Palacio de Rundale uno de los palacios más impresionantes de Letonia

Visita al Palacio de Rundale

El Palacio ocupa una extensión de 72ha, lo que le hace un palacio de grandes dimensiones.

Tenemos varias opciones de visita, pudiendo visitar únicamente el jardín o su interior. En las visitas a Palacio podemos contratar la visita larga o la visita corta. Además si queremos hacer fotos, tenemos que pagarlo aparte también.

Entrada al Palacio de Rundale, Letonia

Visitando el Jardín del Palacio de Rundale

Nosotros recomendamos realizar la visita de los jardines, así como al menos una de las visitas al interior del palacio, ya que es un Palacio impresionantemente bonito.

En los jardines, además de ser un gran espacio con muchísimos jardines muy cuidados bonitos, destacan sobre todo el Jardín Francés y el Jardín de Rosas.

“laberinto” de los jardines del Palacio de Rundale, Letonia

No te puedes perder, incluso, un teatro hecho con terrazas de hierba verde en la que el duque y su séquito podían disfrutar de las funciones que se organizaban para su divertimento.

Palacio de Rundale, Letonia

Desde los jardines también tenemos una preciosa panorámica del Palacio, donde podemos observarlo en todo su esplendor.

Un deleite para los sentidos que no puedes perder por ningún motivo.

Visitando el interior del palacio de Rundale

Tanto en la visita larga como en la visita del interior del palacio se visitan algunas estancias comunes. Se visita primero un ala del palacio llena de salas destinadas a recepción de invitados, bailes y otras festividades.

El Salón Doradoy el Salón Blanco son las más grandes e imponentes de esta zona y de todo el complejo.

Salón Dorado, uno de los más impresionantes del Palacio de Rundale.

En cada una de las estancias se encuentran carteles informativos con los datos de la sala que estamos visitando así como sus usos y los elementos más destacados de cada uno de ellos.

Recorriendo el interior del Palacio de Rundale

En la visita larga, se visitan las habitaciones privadas de los duques, aunque en la visita corta, podemos descubrir las más importantes como la Habitación Rosa, dedicada a la diosa Flora, el Dormitorio del Duque, con una enorme cama en el centro, la Sala del Billar o el Salón de Mármol, que sirvió como comedor del Duque.

La ruta larga consiste en añadir otras 15 habitaciones al recorrido, 5 de ellas correspondientes a las habitaciones privadas del Duque y otras 10 pertenecientes a la Duquesa.

Interior del Palacio de Rundale, Letonia

En nuestro caso hicimos la ruta corta y creemos que es más que suficiente para ver la magnificencia del palacio. También es cierto, que en nuestra opinión personal, visitar tantas dependencias nos resulta agotador, y preferimos ver menos y disfrutarlas más. Pero eso ya para los gustos (y presupuesto) de cada uno.

Otro detalle que no habíamos visto ahora, y es lo que os comentábamos  con los tipos de entradas, que hay un ticket especial para hacer fotos.
Si realmente queréis hacer fotos, comprad el ticket correspondiente porque están muy pendientes de quien ha pagado y quien no. De hecho te dan un pegatina distintiva para que puedas hacer fotos, y si te ven que haces alguna y no llevas dicha pegatina, te cae una buena bronca.
Roadtrip por las Capitales Bálticas con Copenhague y Helsinki:

Aquí te dejamos una excursión si quieres venir al Palacio de Rundale

Y si quieres contratar el circuito por las Capitales Bálticas te dejamos los siguientes enlaces:

 

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.