En nuestra visita por Copenhague no podía faltar el parque de atracciones de Tívoli, uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo.

Historia de los Jardines de Tívoli

El fundador Georg Carstensen,  convenció al rey Cristian VIII de Dinamarca de la fundación de este parque,  sugiriéndole que «cuando el pueblo se divierte, no piensa en la política».

Hasta 1850, Tivoli se encontraba a las afueras de la ciudad de Copenhague, mientras que actualmente, se encuentra prácticamente en el centro de la ciudad, a penas unos pasos de la plaza del ayuntamiento.

Entre tanto se edificaron los primeros edificios próximos a Tivoli, como el Ayuntamiento de Copenhague (1905) y la estación central Københavns Hovedbanegård (el sitio en 1847, el edificio en 1911) son los más importantes y de la misma época.

El aspecto general de Tivoli ha sabido preservarse del paso del tiempo, aunque los jardines de la parte de delante están confinados por avenidas de un tráfico intenso. La entrada principal no ha cambiado desde su construcción en 1843.

«Cuando el pueblo se divierte, no piensa en la política»

 

Parque de atracciones de Tívoli, ¿Dónde está?

Uno de los imprescindibles que tiene que ver en Copenhague es el parque de atracciones de Tivoli. El parque de Tívoli es uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo, cuya fecha de inauguración fue el 15 de Agosto de 1843.  Casi 180 años de antigüedad, ahí es nada.

Si has leído nuestros post sobre recomendaciones y presupuesto del viaje por las capitales bálticas y también nuestro post sobre la Cophenaguen Card, te habrás dado cuenta que sacarte dicha tarjeta es un ahorro considerable (a pesar de su alto precio), en tu visita por Copenhague.

Pues el acceso a los jardines de Tívoli es uno esos sitios que están incluidos en la tarjeta, por lo que los puedes visitar sin pagar de más.

La entrada está incluida en la Copenhaguen Card, no así las atracciones que tienen un precio aparte por cada atracción que quieras montar.

Pero aunque n o tengas intención de montarte en ninguna atracción, merece mucho la pena entrar al Parque de Tivoli para dar un paseo por su interior y recorrer los diferentes espacios que tiene.

Nosotros llegamos a última hora de la tarde a los jardines de Tívoli y aprovechamos para pasear y recorrerlo tranquilamente. Aunque todo sea dicho, que de tranquilidad tuvimos poco, porque de repente empezó a diluviar como si se fuese a acabar el mundo y tuvimos que resguardarnos durante unos largos minutos en una garita de seguridad.

Ya nos estábamos empezando a acostumbrar al clima de Copenhague, y como nos había dicho el guía del free tour que hicimos, si no te gusta el tiempo en Copenhague, espera 15 minutos. Y eso hicimos, esperar 15 minutos a que se cayera el cielo y cuando terminó de diluviar pudimos ver cómo se ponía el sol, ya que no había quedado ni una nube en el cielo.

Qué ver en el Tivoli

Nos numerosas las cosas que se pueden visitar en el Parque de Tívoli

  • La Fragata III de San Jorge, un enorme barco que hoy alberga un restaurante flotante (bastante caro, por cierto).

  • La Pagoda, inspirada en las pagodas chinas, que contiene un restaurante dedicado a este tipo de comida.

  • El Teatro de Pantomima, el pabellón más antiguo del parque, que acoge espectáculos musicales y de ocio.

  • La puerta principal por Vesterbrogade, construida a finales del XIX y que se ha mantenido prácticamente igual hasta hoy.
  • El edificio del restaurante Nimb, una especie de palacio de estilo árabe realmente curioso.

Y sobre todo lo que puedes hacer es pasear, pasear y pasear.

No me digas que no es un lugar precioso.

Sin ninguna duda tienes que incluir la visita del Parque de Atracciones de Tívoli en tu recorrido por la ciudad.

El día ha sido largo y no hemos hecho más que empezar este viaje, así que nos vamos al hotel a dormir, que mañana seguimos descubriendo la fascinante ciudad de Copenhague.

Aquí puedes comprar la Copenhaguen card o si lo prefieres aquí puedes comprar las entradas para visitar los Jardines de Tívoli.

O si lo prefieres aquí puedes contratar un tour por los Canales y visita a los Jardines de Tívoli.

Roadtrip por las Capitales Bálticas con Copenhague y Helsinki:

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.