El Castillo de Trakai, situado al oeste de Vilna, la capital del país. Se encuentra en una isla sobre el lago Galvė, que es uno de los lagos más profundos del país.

El castillo data del siglo XV y fue utilizada como residencia de los Grandes Duques de Lituania. Un auténtico castillo de cuento de hadas que encantará a toda la familia.

Si buscáis turismo de Lituania, o qué ver en Lituania, lo mejor de Lituania o algo similar, sin duda encontrareis este Castillo entre las búsquedas y es que es un imprescindible que no te puedes perder en tu viaje por Lituania, ya que es uno de los castillos medievales más bonitos que existen a día de hoy.

Historia del Castillo de Trakai

El Castillo de Trakai comenzó a construirse en el siglo XV, por orden del monarca Kęstutis quien estableció su residencia como Gran Ducado de Lituania.

Cuenta la leyenda, que Birute, la mujer del duque de  Trakai y Samogitia, era muy infeliz debido a la escasa agua que había cerca de la ciudad medieval del Viejo Trakai (Senieji Trakai , que está a 3km del lago), muy diferente a Palanga, su ciudad natal, con toda la inmensidad del mar Báltico. El duque, para complacerla mandó construir el castillo en el medio de una de las islas del lago, trasladando su residencia y la corte a la nueva «ciudad de los lagos». De este modo Trakai se convirtió en la capital del ducado de Lituania entre 1316 y1321, momento en el que se trasladó a Kernavė.

El lugar donde se construyó el castillo era uno de los últimos lugares paganos de Europa, lo que llevó a sufrir numerosos ataques por parte de los Caballeros Teutones. En 1382 el duque Kęstutis  fue asesinado.

El hijo de Kęstutis, llevó a cabo una segunda ampliación del castillo, otorgando la construcción de la Iglesia. Durante ese mismo siglo se llevó a cabo otra ampliación más, donde se le añadieron galerías de fuego y tres torres más con cañones.

Tras la Batalla de Žalgiris, con el derrocamiento de los Caballeros Teutones, perdió importancia defensiva pasando a ser una residencia veraniega y posteriormente una prisión para nobles rebeldes.

Durante el siglo XVII. El castillo fue gravemente dañado con la guerra contra Moscovia. Posteriormente fue abandonado hasta su restauración completa 1961, convirtiéndose en uno de los lugares más visitados de Lituania.

El elemento principal en la construcción del castillo de Trakai fue el ladrillo rojo gótico. Para su decoración se utilizaron azulejos, vidrieras y ladrillo cocido.

Visitar el Castillo de Trakai

Sin duda alguna, lo más interesante del castillo es su visita exterior ya que se encuentra situado en un idílica isla del lago Galvė, donde aparece la postal perfecta, tal como ocurre con el Castillo de Bled,

Se accede al castillo a través de un largo  puente de madera, desde el cual no podremos hacer cientos de fotos, porque cada perspectiva es mejor que la anterior.

No obstante, su interior tampoco desmerece en absoluto. Dentro del castillo se encuentra el Museo de Historia de Trakai. Dispone de una gran cantidad de salas, donde podemos ir desgranando la historia del castillo, así como de la época o de la región,  a través de vestimentas, muebles, monedas, mapas y otros objetos.

Según entramos en el castillo, en la zona de la izquierda hay dos zonas que podemos visitar, donde hay algunas exposiciones.

Pero sin duda lo que más nos llamará la atención será la Torre del Gran Duque, con un patio interior bellísimo rodeado de escaleras de madera, que dan acceso al interior de la torre y al resto de salas.

También se puede visitar el Patio de armas donde encontramos algunos instrumentos de tortura usados en la Edad Media, como jaulas para los presos o las cadenas donde inmovilizaban cabeza y manos.

Cómo ir de Vilnius a Trakai

En coche. Como siempre decimos, la mejor manera de llegar a Trakai desde Vilnius es en coche, sobre todo si estáis como nosotros haciendo un Road Trip por las Capitales Bálticas. Para ello hay que recorrer la autopista A4/A16,  hay un parking junto al castillo.

Autobús. No obstante también se puede llegar en autobús. En bus hay varias líneas (28 y 29 intercity ) que se dirigen a Trakai, de modo que la frecuencia es mayor (cada 10 o 20 minutos). El tiempo del trayecto tanto en tren como en autobús, suele ser entre 30 y 40 minutos Podemos ver precios y horarios en la web oficial.

Tren. El tren tiene la última parada ya que la línea es fin de estación. Los trenes tienen algo menos de frecuencia, por lo que lo mejor es consultar los horarios también en su web oficial

Tanto la estación de tren como la de autobús, están muy cerca la una de la otra y se encuentran a unos 15 minutos caminando al castillo.

Tours y excursiones al castillo de Trakai

Si no te atreves o no te apetece ir por tu cuenta, siempre puedes contratar aquí una excursión donde te lo dan todo organizado y no tendrás que preocuparte de nada más que de disfrutar.

*Recuerda* 
Este blog siempre será gratuito pero tenemos algunos enlaces de afiliados. 
Si vas a reservar, a ti no te costará más hacerlo a través de nuestros enlaces y a nosotros nos ayudas con el mantenimiento del blog. 
¡Gracias!

 

Roadtrip por las Capitales Bálticas con Copenhague y Helsinki:

 

Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.