Uno de los lugares más curiosos que te puedes encontrar en Lituania es la Colonia de las Cruces.
Se trata de una pequeña colina plegada de miles de cruces.
Colina de las Cruces, Lituania

Historia de la Colina de las Cruces (Kryžių kalnas)

¿Pero de dónde surgió? Se cree que los Lituanos empezaron a ponerlas espontáneamente en 1938.  Y después en 1863, después de dos rebeliones fallidas contra la Rusia zarista.
Colina de las Cruces, Lituania
Las familias de las víctimas, al no poder recuperar los cuerpos, empezaron a poner una cruz por cada uno de los caídos en la batalla. De las 20 cruces iniciales, se llegó a más de 200 antes de finalizar el siglo.
Colina de las Cruces, Lituania
La colina de las cruces tomó fama no sólo como lugar de culto cristiano, sino como símbolo de la resistencia de un país.
El gobierno llegó a prohibir las cruces llegando a retirarlas durante los años 60 y 70, pero como por arte de magia, el día después de retirarlas, volvían a aparecer incluso más cruces que la vez anterior.
Colina de las Cruces, Lituania
Durante décadas y bajo la ocupación soviética, los Lituanos han continuado clavando y llevando cruces en la colina a pesar de las prohibiciones y los numerosos derrumbes que provocaron las acciones soviéticas.
Más que un lugar de culto, la colina de las cruces se ha alzado como símbolo de la resistencia de un país, que por fin en 1991, consiguió la independencia.
Colina de las Cruces, Lituania
El lugar también atrae a un montón de fieles católicos, que también quieren aportar a la causa su cruz. Pero no sólo de católicos vive la colina, sino que también hay símbolos judíos y musulmanes que se suman a las miles de cruces.
El Papa Juan Pablo II la visitó en 1993 y oficio aquí una misa. Desde entonces son muchísimos más los fieles que acuden a este lugar.
Se calcula que a día de hoy hay más de 200.000 cruces, pero es difícil este cálculo ya que cada día continua creciendo.
Colina de las Cruces, Lituania

Visitar la Colina de las Cruces

La Colina de las Cruces se encuentra a unos 12 km de la ciudad de Siauliai, la ciudad más grande de los alrededores y a unos 200 km de la capital, Vilna.
La mejor manera de llegar a la Colina de las cruces es en coche, ya que no hay combinación posible para llegar en transporte público.
La visita es gratuita, ya que es un recinto abierto y se puede visitar a cualquier hora del día ( o de la noche, pero tiene que dar un poco de miedo).
Hay un centro de visitantes donde tienes algo de información y también puedes comprar tu cruz si quieres dejarla en el lugar. El aparcamiento cuesta 1€ y hay un breve paseo hasta las colina de las cruces.
Colina de las Cruces, Lituania
Visitar la colina de las cruces creemos que es un imprescindible que hay que conocer en Lituania, independientemente de tu religión o creencias. Es un lugar único en el mundo, insólito y extraño e impresiona la cantidad de cruces que se han llegado a instalar, pero sobre todo por el simbolismo que contiene, que representan el coraje y el tesón de un pueblo que ha luchado contra el gobierno hasta conseguir la libertad de su país.
Colina de las Cruces, Lituania
Colina de las Cruces, Lituania
Estamos seguros que será un lugar que te impresionará y no te dejará indiferente.
Continuamos con nuestro viaje por las Capitales Bálticas y nos vamos a Kaunas, pero eso te lo contamos en el próximo post.
Aquí te dejamos todas las entradas del viaje.
Roadtrip por las Capitales Bálticas con Copenhague y Helsinki:
*Recuerda* 
Este blog siempre será gratuito pero tenemos algunos enlaces de afiliados. 
Si vas a reservar, a ti no te costará más hacerlo a través de nuestros enlaces y a nosotros nos ayudas con el mantenimiento del blog. 
¡Gracias!
Si estás haciendo un recorrido por Lituania te recomendamos alguno de estos tours:
Si te ha gustado ayúdanos a compartirlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.